*

X

Steve Jobs ingirió DMT en el momento de su muerte, según cuenta nuevo libro

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 07/14/2018

Un nuevo libro revela la historia secreta de Silicon Valley, incluyendo un posible viaje psicodélico de Jobs al morir

La publicación del libro Valley Genius: The Uncensored History of Silicon Valley del periodista Adam Fisher, quien ha trabajado como editor de la revista Wired, ha sacudido el Internet. Esta historia políticamente incorrecta es contada por las personas que vivieron el surgimiento de empresas como Apple, Google, Facebook y otras. Fisher compiló cientos de entrevistas con insiders, incluyendo importantes ejecutivos, para contar la historia a través de las personas que la vivieron. Se trata de un libro importante pues hoy en día, para bien o para mal, la cultura digital domina el mundo. 

Entre las varias historias jugosas que cuenta el libro, se encuentra una que el mismo Fisher consideró como probablemente la más llamativa en una entrevista con el sitio Cheddar. Como es sabido, la personalidad de Steve Jobs es probablemente la que más leyendas, polémica y fascinación ha generado en la historia de Silicon Valley. En el libro Fisher cuenta cómo Jobs se inspiró -o incluso "robó"- las ideas de Xerox (por ejemplo, el mouse) para crear su computadora personal, la Macintosh. Fisher sugiere que Jobs cambió la historia de la computación al tomar sólo los aspectos más simples que estaban desarrollando en Xerox Parc y luego, más tarde, al apostarle al iPod como el producto estrella que relanzaría a Apple, los cuales permitieron que la computación se convirtiera en algo que cualquiera podía usar y saber de ello. Así, la computación dejó de ser "una bicicleta para la mente" y pasó a ser "un nuevo opio de las masas". En otras palabras, esta tecnología tenía el potencial de utilizarse para aumentar las capacidades cognitivas, y en lugar de ese propósito tan loable, pasó a tratarse sobre todo de entretenimiento. Claro que esto no fue sólo culpa de Jobs.

Dentro de este perfil de Jobs, resalta su interés por los psicodélicos. Ya se sabía que el empresario tomó LSD en la universidad y que estas experiencias cambiaron su vida. Famosamente, Jobs dijo que su gran competidor, Bill Gates, se hubiera beneficiado de tomar ácido, ya que tenía poca imaginación. Jobs tomó LSD en Reed College, al tiempo que descubría la espiritualidad oriental en libros como Be Here Now y Autobiografía de un yogui. En esa época su roomate era Daniel Kottke, quien en una entrevista con CNN cuenta sobre sus viajes de LSD con Jobs y también sobre su viaje a la India, como "monjes wannabe". Kottke trabajó después con Jobs, cuando éste estaba lanzando Apple (fue el empleado número 12).

Fisher cuenta que sabía de un rumor en Silicon Valley que señalaba que Jobs había tomado una fuerte dosis de LSD en el momento de su muerte. Es muy conocido el caso de Aldous Huxley, el escritor británico que popularizó la literatura de drogas psicodélicas, quien tomó LSD para recibir a la muerte (puedes leer más sobre la experiencia de Huxley aquí). ¿Habría imitado Jobs a Huxley? Según Fisher, le preguntó esto a "la persona que le dio su primer viaje de LSD a Jobs", presumiblemente el mismo Kottke, quien fue uno de los grandes amigos del magnate y quizás uno de los pocos que se podría haber enterado de algo así (aunque puede que no se refiera a él). De acuerdo con Fisher, esta persona le dijo que no, que en realidad Jobs ingirió DMT -¿quizás una inyección de la "molécula del espíritu"?-. El DMT es un psicodélico de acción más corta y más potente, vinculado con viajes similares a los reportados durante las llamadas "experiencias cercanas a la muerte". Así que tal vez Jobs quizo tener una experiencia de la muerte doblemente cargada. Hay que mencionar que esto no es algo de lo cual podamos estar seguros, pero Fisher es un periodista de buena reputación y sus fuentes son sólidas. 

Además, Fisher cuenta que cuando Jobs fue enterrado, ante apenas una docena de personas, se cantaron "textos indios religiosos sobre el cuerpo". Fisher no explica bien si estos textos eran hindúes o budistas -se sabe que Jobs se interesó por el zen-. ¿Quizá Jobs leyó el Libro tibetano de los muertos (Bardo Thödol)? Este es un libro que contiene cantos a los muertos y que sirve para que una persona vaya hacia la luz y no reencarne; literalmente, el título significa "liberación a través de escuchar en el bardo". Si seguimos con la especulación -"por el agujero del conejo"- cabe destacar que el doctor Rick Strassman ha trazado una conexión entre el hecho de que la glándula pineal se forma a los 49 días en el feto humano -glándula donde se secreta el DMT en el cerebro- y los 49 días que, según los tibetanos, tarda una persona en reencarnar. (Puedes leer más sobre esto aquí).

Todo esto es algo un poco misterioso y especulativo... Habrá que leer este libro, que está recién salido del horno y que ya causa revuelo y polémica.

Te podría interesar:

Arañas en microdosis de LSD construyen telarañas más simétricas; gatos alucinan y se aterran ante los ratones

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 07/14/2018

El doctor Albert Hofmann cuenta los efectos del LSD en animales

En su libro LSD: My Problem Child, el inventor del LSD, el doctor Albert Hofmann hace un recuento de investigaciones que se llevaron a cabo con esta polémica sustancia que hoy empieza a volver a ser admitida en la investigación médica. Hofmann narra, entre otras cosas, los experimentos que se hicieron con LSD en animales, desde un elefante que murió al recibir una dosis letal hasta arañas que optimizaron su arquitectura. En el caso del pobre elefante "Tuko", murió al recibir una dosis de 297mg de LSD, dosis suficiente para que cerca de 3 mil personas sientan los efectos de la sustancia. La razón de este desatino fue que la dosis letal en un elefante es hasta mil veces más baja en sentido proporcional a la dosis letal del LSD con animales mucho más pequeños y menos complejos, algo que evidentemente no sabían los investigadores. 

Hofmann explica que los efectos del LSD no pueden medirse bien en animales, ya que la sustancia afecta sobre todo las funciones cognitivas más altas del ser humano. Dicho eso, sí existen algunos efectos interesantes o más bien curiosos. Por ejemplo, cuando un chimpancé en una jaula es dosificado con LSD, aunque no parece verse afectado de manera conspicua, los otros chimpancés se empiezan a alterar notablemente. Esto se debe a que el chimpancé bajo la influencia del LSD deja de seguir el orden jerárquico tribal. Esto recuerda un poco al ser humano, y la irónica frase de Tim Leary de que el LSD produce efectos psicóticos en las personas que lo han tomado.

En el caso de los gatos se observan perturbaciones del sistema motor, alteraciones en su comportamiento (se empiezan a lamer obsesivamente), se les eriza el pelo y presentan síntomas que sugieren alucinaciones. En vez de atacar a los ratones, miran al vacío o incluso entran en un estado de terror ante los roedores que antes eran sus ansiadas presas.

Hofmann menciona el caso de arañas que "en dosis bajas óptimas" logran construir telarañas "mejor proporcionadas y más exactas de lo normal". En dosis altas, el efecto es al contrario y sus telarañas se vuelven menos ordenadas. De nuevo, esto recuerda al ser humano; específicamente, a la nueva ola de profesionistas de Silicon Valley que toman microdosis de psicodélicos para mejorar su desempeño en el trabajo.  

Arañas en LSD

Arañas en cannabis

 

Imagen: Nightflight