*

X
La ficción es parte de la verdad: mentiras que de tanto repetirse no se vuelven realidad, pero que al viralizarse ponen en suspenso nuestra incredulidad y nos hacen pasar un buen rato

hoax

Las noticias de ficción (o hoax) son algo que en Pijama Surf nos vuela mucho la cabeza: la naturaleza de la información es tal que su contexto, su reproducción y su difusión deciden en gran parte la veracidad de un evento. Por supuesto, antes existía una cosa que se llamaba "periodismo de investigación" (un arte cada vez más peligroso y menos practicado) y la gente podía confiar en que lo publicado en los medios informativos fuera confiable, o al menos que hubiera ocurrido. ¿O no? Pues no, no del todo: el abominable hombre de las nieves aparece en periódicos, al igual que el Chupacabras, los crop circles, múltiples apariciones del fenómeno OVNI y todas esas cosas fascinantes que, sin embargo, carecen de pruebas fehacientes.

2014 vio surgir y desvanecerse muchas noticias ficticias. En algunos casos, los hoax sirven para hacerle publicidad a una marca, para subir la cuenta de seguidores en Twitter o Instagram o simplemente para trollear y meter un poco de humor a las redes. Estos fueron algunos de nuestros favoritos (aunque no fueron los únicos).

1. El arresto de Banksy

Banksy, el famoso artista de guerrilla, podría ser un hoax en sí mismo, pero en octubre pasado protagonizó su propia noticia de ficción, cuando las redes sociales cundieron con su supuesto arresto. Más que los cargos por vandalismo que podría enfrentar, el interés público estaba en conocer la "verdadera" identidad del artista (siendo, como es la identidad, un constructo ficticio que Banksy ha sabido explotar notablemente desde el anonimato). El agente de Banksy desmintió públicamente que el artista hubiera sido arrestado y su estudio, decomisado. El hoax fue obra del National Report, un sitio de noticias que se granjeó más de 6 millones de pageviews.

 

2. La ruptura a base de memes

Un perfecto desconocido ganó notoriedad en Twitter cuando supuestamente publicó los mensajes de ruptura con su novia, de una forma por demás creativa. La chica supuestamente le puso el cuerno y él se vengó trolleándola un poco con imágenes meméticas, ganando notoriedad gracias a la cobertura noticiosa del Huff Post y Buzzfeed. El creador de este hoax se ganó 30 mil seguidores nuevos en Twitter en pocas horas, demostrando que la gente cree lo que quiere creer.

 

 

3. La dama de las tres tetas

"Jasmine Tridevil" sólo quería lo mismo que otros tantos millones de personas: diferenciarse del resto de la gente y ganar algo de notoriedad (y mucho dinero) al hacerlo. Su historia (un hoax rotundo) fue que encontró un cirujano plástico que aceptó ponerle un tercer seno por 20 mil dólares. Luego de algunas entrevistas (entre ellas una con Jimmy Kimmel), el engaño salió a la luz gracias a la página de masajes donde trabaja. O trabajaba...

4. Fotografías de Emma Watson desnuda

2014 será recordado como el año en que decenas de celebridades sufrieron la exposición involuntaria de cientos de imágenes públicas, en un escándalo conocido como Celebgate o Fappening. A pesar de que Emma Watson no fue víctima de los hackers, 4chan se vengó de su demoledor discurso en la ONU a favor del feminismo creando una extraña página con un contador: cuando el tiempo se cumpliera, aparecerían fotos de Emma desnuda, las cuales muchos siguen esperando nunca aparecieron.

5. La patineta voladora de Back to the Future III

Nos hubiera encantado que este video no fuera un elaborado engaño de Funny or Die y que el astro del skateboard Tony Hawk no hubiera participado. Lo cierto es que muchos nos emocionamos con la perspectiva de abordar el primer vehículo de levitación para uso urbano:

 ¿Cuál es tu favorito? ¿Cuál desearías que hubiera sido verdad? Cuéntanos en los comentarios.

Te podría interesar:
La Smart TV de Samsung tiene una función para grabar y compartir tus conversaciones con "terceros". Nos acercamos a un punto en el que "todo lo que digamos podrá ser usado en nuestra contra", aunque lo digamos en la privacidad de nuestro hogar

samsung-adhub2

En lo que parece ser un pequeño escándalo de privacidad, se ha revelado que la televisión SMART de la empresa Samsung cuenta con una función que le permite grabar y compartir a terceros tus conversaciones cuando esta activado el reconocimiento de voz (algo que permite que los usuarios controlen la TV con la voz). Según la política de privacidad, se podrá compartir conversaciones a terceros cuando el aparato detecte "palabras habladas que incluyan información personal o sensible". Esto deja a la TV inteligente de Samsung una enorme amplitud para juzgar qué es "sensible", lo cual puede ser insignificante, ya que "personal" es toda la información.

 

samsung-screen

 

Samsung no ha explicado con quién comparte esta información, sólo se dice que se podrá compartir a terceros; evidentemente esto genera especulación sobre que puede tratarse de la policía o, especialmente, de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que ha implementado un programa de espionaje global a través de sitios de internet como Google o Facebook y mediante proveedores de telefonía celular como Verizon. 

Claramente hemos llegado a un punto de alarma orwelliana, o justamente a lo que advertía Philip K. Dick cuando escribió: “Llegará un momento en que no será ‘Me están espiando a través de mi telefóno’. Eventualmente será: ‘Mi teléfono me está espiando a mí'". 

Como advierten algunos analistas quizás el problema no sea tanto esta particular TV, ya que Samsung puede luego explicar que el tercero de su política es inocuo y se trata sólo de algún aspecto técnico o en el espíritu de ofrecer un servicio al usuario. Pero esta tecnología de transmisión de conversaciones sensibles a terceros es un prototipo de espionaje y una forma nueva de penetrar la privacidad de los usuarios. En otras palabras, no es tanto cómo está siendo usada ahora sino cómo podrá ser usada después, una vez que nos acostumbremos a este feature de  reconocimiento de voz (que nos coloca en ese estado sensible inmortalizado por las películas en nuestra propia sala de estar: "Todo lo que digas podrá ser usado en tu contra"). Algo similar ocurrió con Facebook: si desde un principio hubiéramos sabido que nuestra información iba ser vendida a diferentes marcas o usada por agencias del gobierno, no nos hubiéramos quedado en esta red social. Una vez que supimos de qué se trataba el juego, para muchos ya era demasiado tarde, ya que habían asimilado este medio como parte íntima de su vida (ahí dentro, una vida) y romper con Facebook ya no era tan fácil. Son cosas que, de todas maneras, no es demasiado tarde para replantear.