*

X

Así son las fotos en Instagram de personas con depresión (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 08/15/2017

El estado de nuestra mente se refleja en todo lo que hacemos

Aunque a veces no lo consideremos de esta manera, todo lo que hacemos (o dejamos de hacer) es reflejo de lo que llevamos en nuestra mente. La manera en que vestimos, las palabras que usamos, los lugares que frecuentamos, las personas con quienes pasamos nuestros días… todo ello es una una expresión del estado de nuestra mente y del tipo de pensamientos e ideas con los que entendemos y vivimos la realidad.

En este sentido, el uso que damos a las redes sociales no es la excepción. Además, tomando en cuenta el tiempo que dedicamos a éstas, resulta admisible pensar que también ahí vertimos lo que llevamos dentro de nosotros.

Recientemente, un par de investigadores de las universidades de Vermont y Harvard realizaron un estudio en el que cruzaron las imágenes que las personas comparten en Instagram y, por otro lado, su salud mental.

Chris Danforth y Andrew Reece, los responsables de la investigación, analizaron casi 44 mil fotografías de 166 personas, 77 de las cuales habían sido diagnosticadas previamente con depresión. Con la ayuda de un programa, los investigadores buscaron patrones y elementos que pudieran considerarse comunes o constantes en las imágenes.

De acuerdo con los resultados obtenidos, las personas con síntomas de depresión tienden a compartir fotografías en tonos oscuros, grises o azules; asimismo, predominan las imágenes de rostros pero en soledad, sin que en la captura se aprecien más personas. Por último, se observó también una elevada preferencia por el filtro “Inkwell”, el cual convierte la fotografía a blanco y negro (los individuos que no habían sido diagnosticados con depresión usaron más el filtro “Valencia”, que otorga cierta calidez soleada a las fotografías).

Al aplicar esta herramienta y metodología a otras imágenes, los investigadores lograron identificar a las personas con depresión a través de sus fotografías en un 70% de los casos. Comparado con otros estudios, se encontró que los médicos consiguen diagnosticar correctamente la depresión tan sólo cuatro de cada 10 veces.

A partir de esta investigación podríamos pensar también en el lugar que damos actualmente a emociones como la tristeza, el dolor, la frustración: en una época en que el imperativo de “estar bien” es tan presente, quizá estemos canalizando esa negatividad propia de la vida a los medios menos adecuados para entender esos estados.

 

También en Pijama Surf: No evites la tristeza o el dolor: las emociones negativas son la clave del bienestar psíquico

Te podría interesar:

Estas son las características que comparten personas que nunca desarrollan enfermedades mentales

Salud

Por: pijamasurf - 08/15/2017

El estudio más completo hasta la fecha identifica las cualidades de personas realmente sanas mentalmente

Las enfermedades mentales actualmente son cada vez más frecuentes, y uno de los estudios más profundos hasta la fecha sugiere que la gran mayoría de las personas sufrirá una enfermedad mental alguna vez en su vida. 

En un estudio realizado en Nueva Zelanda y publicado en el Journal of Abnormal Psychology, se siguió a un grupo de estudio desde la infancia hasta la madurez y se midió cada pocos años su salud mental. En la investigación se descubrió que el 83% de los individuos desarrolló una enfermedad mental pero, según Aaron Rueben y Jonathan Schaefer, autores del estudio, el porcentaje en realidad debe de ser más alto, ya que no se pudieron medir todos los años y la memoria humana es falible. Los autores mencionan que datos similares se han encontrado en otros países, por lo cual no es un fenómeno local.

En esta investigación también se encontró que algunos individuos que no desarrollan nunca enfermedades mentales y que cuentan con lo que se llama "salud mental duradera", tienen al menos dos características que los diferencian. Primero, estas personas suelen tener poco o ningún historial de enfermedades mentales en la familia. Segundo, tienden a tener personalidades que llaman "ventajosas". Tan temprano como los 5 años de edad, estos individuos se destacan por los siguientes motivos: muestran menos emociones negativas, se llevan bien con sus compañeros y tienen más autocontrol. Estas personas, por otro lado, no pertenecían a familias más ricas, no eran más inteligentes, ni tenían una mejor salud física. Tal vez no eran más inteligentes en medidas de IQ, pero indudablemente contaban con lo que ha sido llamado inteligencia emocional.

Si bien el historial de enfermedades mentales de una familia nos puede condicionar (aunque no de manera completamente determinista), existen numerosas cosas que podemos tomar en cuenta de esta investigación para prevenir trastornos mentales. Lo más obvio es cultivar nuestra mente de tal forma que no seamos fáciles víctimas de las emociones (algo que podemos hacer practicando meditación, la atención plena, ejercicio, etc.). Asimismo, buscar tener relaciones íntimas positivas con los demás, lo cual no sólo es un indicador de salud mental sino también de salud física y longevidad.

De manera un tanto relacionada, según el médico Chris Kresser podemos notar que estamos empezando a tener una enfermedad neurodegenerativa si constantemente estamos fatigados, tenemos problemas de digestión y tenemos depresiones que no asociamos con algún evento en específico.