*

X
El fenómeno conocido como capa de aire sahariano (SAL, por sus siglas en inglés) podría tocar pronto el sur y sureste de México

En los próximos días, el sur de México podría verse afectado por el fenómeno conocido como capa de aire sahariano (SAL, por sus siglas en inglés), totalmente natural en su formación pero de condiciones particulares en su desplazamiento.

Grosso modo, la capa de aire sahariano es una de las capas de la atmósfera que tienen su origen en el contraste de temperaturas entre el aire seco y polvoso del Sahara y la brisa marina que proviene del océano Atlántico. Inicialmente, la SAL cubre de lleno la región desértica del norte de África, en donde constituye la capa prevalente de la atmósfera. Sin embargo, debido a la naturaleza climática de la región, se desplaza hacia el océano, con lo cual, por el contraste de temperaturas, se eleva por encima de la atmósfera marina, provocando un fenómeno de inversión térmica que aumenta la temperatura de la SAL conforme más arriba se encuentre y, por otro lado, “cierra” la capa de polvo desértico.

Desde que se le conoce y se le estudia, se sabe que la SAL suele desplazarse hacia el océano Atlántico y liberarse en forma de tormenta en las inmediaciones de la región norte del continente americano.

No obstante, este año las autoridades de Protección Civil del gobierno mexicano están en un estado de alerta porque la capa de aire sahariano se encamina visiblemente hacia el sur del país; particularmente, la península de Yucatán. Asimismo, se prevé que el polo subsahariano podría llegar a las regiones cercanas al golfo de México y una parte del este del país. Aquí una visualización de la trayectoria que sigue la SAL:

En regiones del Caribe como Puerto Rico ya se ha notado la presencia de la “nube”, la cual se observa como una bruma. Aquí una imagen del diario puertorriqueño El Nuevo Día:

Los riesgos para el ser humano no son mayores. La SAL se caracteriza más bien por su efecto sobre la formación de ciclones y huracanes en el mar Caribe, a los cuales puede llegar a inhibir en razón de las ondas cálidas que trae consigo. De hecho, su presencia es también uno de los mejores ejemplos de que en la Tierra todo está conectado, pues sin el polvo del Sahara (el desierto más cálido del planeta) no existiría la exuberancia de la selva tropical del Amazonas (uno de los lugares donde se registran más precipitaciones anuales), según puede observarse en este video que compartimos hace poco.

 

También en Pijama Surf: El día que el Sahara se cubrió de nieve (FOTOS)

Te podría interesar:

Este 7 y 8 de junio podrás ver la lluvia de estrellas Ariétidas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/27/2018

2 de las jornadas más profusas del año en cuanto a lluvias de meteoros

Para aquellos aficionados a pasar la noche viendo lluvias de meteoros, el 7 y 8 de junio serán de las jornadas más profusas del año. Las Ariétidas diurnas llegan a alcanzar hasta 60 estrellas fugaces por hora, con el problema de que su pico ocurre en el día, algo que es relativamente raro en las lluvias de meteoros. De hecho, estas son las estrellas fugaces diurnas más abundantes del año, así que serían un gran espectáculo, si pudiéramos tener esa mítica visión que a veces es relatada en las historias de héroes que dicen poder ver las estrellas en el día.

Dicho eso, 1 hora antes del amanecer es posible atisbar algunas de ellas, lo cual tiene la ventaja de que no es necesario desvelarse o despertarse demasiado temprano. Por otro lado, estas estrellas tienen el extraño efecto de producir una "radio-lluvia" que se puede escuchar con un aparato de radio, según la NASA.

Las Ariétidas parecen surgir en el cielo de la constelación de Aries (de allí su nombre) y se mueven con una velocidad promedio de 42km/s.

Aunque junio no es uno de los meses más espectaculares en cuestión de lluvia de estrellas, el mes que sigue tendremos más meteoros y el eclipse lunar con mayor duración del siglo.