*

X

Las 10 mejores películas de Joaquin Phoenix, uno de los actores más notables de esta época

Arte

Por: pijamasurf - 08/02/2018

Joaquin Phoenix ha consolidado su talento actoral para dar vida a personajes usualmente complejos y contradictorios

Entre los pilares sobre los que descansa el cine, la actuación no es siempre uno en el que reparemos. Irónicamente, esto es buena señal, pues si al ver una película lo último en lo que pensamos es que se trata de una historia ficticia, casi siempre imaginaria, es posible que los actores que vemos en pantalla estén haciendo bien su trabajo.

Con todo, para apreciar una película también es necesario reconocer el talento de los actores. Por ese motivo, en esta ocasión quisimos compartir una breve muestra del trabajo de uno de los mejores de esta época, Joaquin Phoenix, reconocido quizá especialmente por su participación en Her (Spike Jonze, 2013) y más recientemente, por su papel protagónico en la cinta You Were Never Really Here (Lynne Ramsay, 2017; la misma directora de We need to talk about Kevin, 2011).

Como se deja ver en el recuento que hacemos, Phoenix ha adquirido con los años y la práctica un dominio notable de la técnica actoral, particularmente en personajes siempre en riesgo de abismarse ellos mismos en su propia profundidad psicológica. Phoenix ha aprendido a nadar en las aguas turbulentas del conflicto humano, de la contradicción y aun de la perversión y la maldad.

Sin más preámbulo, pasamos al listado, esperando en el futuro realizar otros similares que celebren el talento de otros actores y actrices igualmente destacados.

 

10. We Own the Night, James Gray (2007)

En esta cinta, Phoenix encarna al dueño de un centro nocturno en Nueva York que entra en tratos con la mafia rusa, sin saber que eventualmente esa decisión provocará un enfrentamiento con su hermano (Mark Wahlberg), policía de la ciudad, pero también llevará a la luz de su cotidianidad conflictos con su padre que hasta entonces había preferido ignorar. 

Se trata, como vemos, de un personaje complejo, que través del thriller policíaco hace una metáfora de algunas de las elecciones más propias del ser humano: el bien o el mal, la negligencia de la infancia o la responsabilidad de la madurez, la seducción del placer o la sobriedad del entendimiento.

 

9. I’m Still Here, Casey Affleck (2010)

Sirviéndose de las licencias que permite el falso documental (mockumentary), Casey Affleck y el propio Joaquin Phoenix escribieron esta cinta que parte de la decisión del actor de abandonar la industria fílmica para incursionar en la música, particularmente como cantante de hip-hop y rap.

La película dividió a la crítica e incluso le provocó ciertos problemas a Phoenix por algunas de las escenas, pues en en la cinta se le ve maltratando a personas que trabajan con él, aspirando cocaína y más.

Pero fuera de la polémica, el trabajo supuso para el actor el reto de interpretarse a sí mismo, lo cual, por sencillo que pueda parecer, implica un gran conocimiento y talento para poder ver al yo como el personaje que en esencia es.

 

8. Gladiator, Ridley Scott (2000)

Un blockbuster particularmente exitoso de Ridley Scott nos muestra a Phoenix en el papel de Cómodo, hijo del “filósofo emperador” Marco Aurelio que, una vez muerto su padre, gobernó Roma con locura y desenfreno. 

En la cinta, Phoenix da al último de los Antoninos una personalidad en donde se mezclan la maldad y la seducción, y ofrece uno de los mejores retratos de la perversión a la que conduce el exceso de poder.

 

7. Two Lovers, James Gray (2008)

Esta película sumamente apreciada por la crítica contemporánea es una adaptación libre de Noches blancas, la novela de Fiódor Dostoyevski. Phoenix tiene el papel protagónico: un hombre de mediana edad que aunque parece tener oportunidad de emprender una relación amorosa no con una sino con dos mujeres, no es capaz de actuar en consecuencia, pues vive aquejado por la melancolía y la depresión.

Esta cinta es la tercera de cuatro en las que, hasta el momento, Phoenix ha hecho mancuerna con el director y guionista James Gray, cuyas películas suelen explorar la complejidad de las emociones humanas.

 

6. Walk the Line, James Mangold (2005)

Joaquin Phoenix interpreta aquí nada menos que a Johnny Cash, el icono del country estadounidense que, como otros músicos populares del siglo XX, tuvo una vida polémica y turbulenta. En términos actorales, la cinta demostró la capacidad de imitación de Phoenix, quien incluso en el aspecto físico logró un buen retrato de Cash para la pantalla.

 

5. You Were Never Really Here, Lynne Ramsay (2017)

El trabajo en esta cinta le valió a Phoenix el premio a Mejor Actor del Festival de Cannes del 2017 por un papel que, efectivamente, requirió lo mejor de su talento y sus capacidades. Phoenix interpreta aquí a un soldado en retiro que decide relacionarse con un grupo criminal y trabajar para ellos como sicario. 

El actor mostró los extremos morales a los que puede llegar una persona que, lastimada en el interior e incapaz de asumir sus propias contradicciones, reconduce todos esos conflictos al mundo exterior.

 

4. The Immigrant, James Gray (2013)

La ocasión más reciente en que Phoenix fue dirigido por Gray fue en esta cinta en donde el actor da vida a Bruno Weiss, un "chulo" judío que, entre otras mujeres, explota a  Ewa Cybulska (Marion Cotillard), una inmigrante polonesa en el Nueva York de los años 20 del siglo pasado.

Cabe mencionar que en este caso Gray escribió el papel de Weiss expresamente para Joaquin Phoenix, lo cual tuvo un efecto peculiar en el desarrollo del personaje, siempre complejo, con esos claroscuros que caracterizan a la condición humana.

 

3. Inherent Vice, Paul Thomas Anderson (2014)

Otra mancuerna particularmente fértil para Phoenix ha sido la establecida con el director Paul Thomas Anderson, probablemente uno realizadores estadounidenses más ambiciosos de esta época. 

Inherent Vice es la adaptación de la novela homónima de otro grande, Thomas Pynchon, en la cual Phoenix tiene el papel protagónico de Larry "Doc" Sportello, detective privado y hippie residente en Los Ángeles, California. Luego de aceptar una misión aparentemente sencilla Sportello se ve envuelto en una serie de acontecimientos que oscilan entre lo siniestro y lo ridículo, y en los cuales su talante naturalmente letárgico es puesto a prueba.

La crítica especializada recibió con entusiasmo la cinta y las actuaciones fueron particularmente elogiadas, incluida la de Phoenix.

Como dato anecdótico cabe señalar que el personaje de Sportello pudo haber sido interpretado por Robert Downey Jr., pero las negociaciones con él no llegaron a buen término.

 

2. Her, Spike Jonze (2013)

Theodore Twombly es probablemente uno de los papeles más reconocibles en la trayectoria de Phoenix, en la medida en que Her se convirtió en años recientes en una película de culto, que circula silenciosamente entre personas que la recomiendan vivamente a otras. 

En esta cinta de Spike Jonze, Phoenix interpreta a un hombre tímido, sentimental, triste en ocasiones, que en un futuro paralelo se "enamora" del sistema operativo que lo asiste en la mayoría de sus tareas cotidianas, según es habitual en esa realidad.

En cierta forma, el personaje se encuentra en las antípodas de todos los que Phoenix había encarnado hasta entonces (caracterizados, más bien, por el furor y la densidad emocional), pero quizá por eso haya resultado tan provechoso hacerlo navegar en las aguas quietas de la melancolía.

 

1. The Master, Paul Thomas Anderson (2012)

Esta fue la primera cinta en que Phoenix trabajó con Thomas Anderson, y no sólo eso: también compartió cuadro con otro gran colega suyo, Philip Seymour Hoffman. De hecho, en la cinta puede apreciarse cierta rivalidad entre ambos, fomentada por la propia historia en la que Hoffman interpreta a Lancaster Dodd, cabeza de un culto incipiente que comienza a ganar seguidores, y Phoenix a Freddie Quell, veterano de la segunda guerra mundial que no sabe bien a bien qué hacer de su vida. De inicio florece la amistad entre ambos, pero pronto la relación se complica.

De acuerdo con la crítica, este papel marcó para Phoenix un antes y un después en su carrera, pues de algún modo le hizo encontrarse con la madurez de su talento, pues además de la profundidad psicológica del personaje, Phoenix puso especial énfasis en el correlato corporal de dichas tensiones, creando un retrato todavía más verosímil.

 

¿Qué te parece? ¿Qué piensas tú del trabajo de Joaquin Phoenix? No dejes de compartirnos tu opinión en la sección de comentarios de esta nota o a través de nuestros perfiles en redes sociales.

 

También en Pijama Surf: 25 películas sobre las regiones más oscuras de la mente humana

Te podría interesar:

Estatua gigante de Jeff Goldblum sin camisa, el nuevo ícono del 'arte' mundial

Arte

Por: pijamasurf - 08/02/2018

Un gigante Jeff Goldblum se posa casualmente sobre los bancos del Támesis para celebrar 25 años de "Jurassic Park"

Para celebrar los 25 años de la película Jurassic Park, la compañía NOW TV ha construido una monumental estatua de su estrella, Jeff Goldblum. La estatua es una versión sensual de Goldblum, vestido con una chaqueta de cuero abierta y en una pose relajada pero poderosa. Los grandes no necesitan hacer esfuerzo para ser majestuosos, o algo así parece comunicar la estatua, que tardó 6 semanas en crearse.

La estatua ha causado sensación en las redes sociales, con innumerables comentarios, memes y una horda de fans que se toman fotos in situ mimetizando al Goldblum de más de 10m que se impone en el horizonte londinense a la orilla del Támesis, enfrente del Tower Bridge.

Sin duda se perfila como un spot predilecto para tomarse selfies durante las próximas semanas, lo cual hace preguntarse si el arte moderno y las construcciones actuales tienen ya esta -ser fondos de selfies- como su causa final. 

Resulta un poco difícil de entender qué es lo que genera tanta atracción de la estatua, además de simplemente su tamaño y que está al lado del río, como un extraño intruso que reclama atención. ¿Cualquier otra figura causaría el mismo revuelo, o tal vez Goldblum tiene un toque mágico y sexy? ¿Es muy pedante decir: qué diría Rodin?

Para los puristas (y neuróticos de cejas asombradas) queda de consuelo que la estatua sólo estará allí menos de 2 semanas.