*

X

Mujer londinense fue despedida por ser demasiado guapa

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/06/2018

Emma Hulse de 24 años fue despedida porque, aparentemente, su empleador pensaba que debería trabajar como modelo

Hace unos meses Emma Hulse, de 24 años de edad y que trabajaba en la TV londinense, afirmó ante los medios de comunicación que había sido despedida por ser demasiado guapa. Esto, además de la polémica que genera, resulta algo que en primera instancia podría parecer extraño y es paradójico, ya que se suele pensar que lo normal habría sido que ocurriera lo opuesto, especialmente en un medio como la TV (aunque Hulse es camarógrafa y no alguien que aparezca frente a las cámaras).

Al parecer se trata de un claro caso de discriminación, pero en un sentido contrario a lo común. Hulse le dijo a los medios británicos que el administrador de la compañía en la que estaba trabajando le informó que estaba despedida, no sin antes decirle que "debería estar en una pasarela".

Hulse mencionó que se presentó al trabajo usando lipstick, unos pantalones y una blusa, por lo que no le pareció que su atuendo era inapropiado. Señaló además que el hecho fue perturbador, y dijo que tal vez la compañía pensaba que ella sería una distracción.

Evidentemente, esto es discriminación sexual. Y uno se pregunta con cierta alarma si esta forma distinta de discriminación podría empezar a presentarse más a menudo, al tiempo que existe un clima enrarecido en los ambientes de trabajo debido a los sonados casos de acoso sexual. Claro que, por otro lado, seguramente no se dejará de presentar el caso de favorecimiento en el trabajo por causa de la apariencia, algo que es mucho más común y que constituye otro tema polémico que será mejor no tratar aquí. Cabe mencionar, sin embargo, que el caso citado acabó con el despido del administrador, quien, según la compañía, aparentemente invitó a salir a Hulse.

Te podría interesar:

Niños tailandeses rescatados de la cueva planean convertirse en monjes para honrar a buzo muerto

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/06/2018

Los integrantes del equipo de fútbol que quedaron atrapados, han anunciado que quieren convertirse en monjes y dedicarle el mérito a un Navy SEAL que murió intentando rescatarlos

Los 12 jóvenes integrantes del equipo de fútbol "Jabalíes Salvajes", que se quedaron atrapados en una cueva por 10 días en Tailandia, se han convertido en una sensación mundial por su inspiradora historia. Los 12 chicos tuvieron que sobrevivir tomando gotas de agua que caían de las estalactitas e intentando no pensar en comida, para lo cual sirvió mucho la meditación que les enseñó su entrenador, quien había sido monje budista por 10 años. Finalmente fueron rescatados por una misión colectiva internacional en la que participaron buzos expertos, incluyendo un Navy Seal tailandés, Saman Kunan, quien murió en los esfuerzos de rescate.

De manera sumamente conmovedora, los chicos han anunciado, a través del padre de Duangpetch Promthep, que planean ordenarse como monjes dentro del budismo theravada, esto con el fin de dedicar el mérito al buzo muerto. En el budismo theravada la ordenación  es considerada un acto sagrado que acumula mérito, como explica el sitio budista Lion's Roar. Su ordenación será en un principio como novicios (nen), ya que sólo después de cumplir 20 años se es admitido propiamente como bhikkhu (monje en pali). Esto significa que, por el momento, la cantidad de reglas que deben seguir será un poco menor. 

Los chicos planean donar el mérito a la memoria de Kunan, quien, según la visión budista, podría beneficiarse de sus actos en sus siguientes vidas o incluso liberarse de la existencia cíclica o samsara. De acuerdo con el padre de Promthep, se está planeando la fecha para cuando las familias estén listas.

No cabe duda de que esta experiencia transformó la vida de estos adolescentes, quienes siempre podrán recordar lo que vivieron en la cueva y la gran generosidad de las personas que lograron salvarlos. Son afortunados, pues le han encontrado sentido a la existencia.