*

X

Vladímir Putin cargando adorables cachorros: ¿Hay alguien en el mundo que adore más a los perros que Putin?

Política

Por: pijamasurf - 08/22/2018

Videos muestran el lado dulce de la propaganda rusa

Aunque Vladímir Putin parece ser un tipo bastante rudo, pues fue agente de la KGB, es experto en judo y suele ser fotografiado para su calendario anual con el torso desnudo e interactuando con tigres y osos, en realidad tiene un corazón de oro y es especialmente cariñoso con los perros. Claro que es importante saber que Rusia tiene quizás el sistema de propaganda más sofisticado del planeta, como ha mostrado Adam Curtis en sus documentales. Parece ser que estas operaciones fotográficas son vitales para contrarrestar la imagen que tiene Putin, de ser un frío y desalmado dictador. No hay nada como cargar bebés o cachorros para ganarse el afecto del público. 

En el 2010, Putin recibió un adorable cachorro de su contraparte búlgaro y luego le pidió al público que participara para ponerle nombre.

En un momento incómodo -o posiblemente escenificado- su perro japonés Yume, que le fue regalado por el gobierno de Japón, le ladró a una comitiva de periodistas japoneses. Presumiblemente, Putin llevó al perro para probar que lo seguía teniendo.

En el 2017, su contraparte de Turkmenistán siguió la tradición de regalarle un perro a Putin. En esta ocasión, Putin aprovechó para darle al mandatario de Turkmenistán una lección sobre cómo tratar a los perros.

En este video se muestra a Putin interactuando con unos 10 perros diferentes. Pareciera que son parte de su staff de comunicación.

La biografía oficial de Putin dice que actualmente sólo tiene tres perros, pero eso sí, está involucrado en salvar y cuidar a muchos más. El más famoso de ellos es Koni, un labrador negro que le fue regalado por un general ruso.

Te podría interesar:

Reconocen triunfo de López Obrador, quien será el nuevo presidente de México

Política

Por: pijamasurf - 08/22/2018

López Obrador parece haber ganado cómodamente la elección presidencial

Este 1 de julio se celebraron elecciones en México, incluyendo la presidencial. A partir de las 20:00 del centro de México los contendientes a la presidencia empezaron a hacer anuncios, a la luz de las tendencias, señalando a Andrés Manuel López Obrador como virtual ganador de la presidencia. La tercera vez parece probar ser la vencida.

El candidato del PRI, José Antonio Meade, reconoció la derrota: “La coalición Todos por México no es la triunfadora para la Presidencia, de acuerdo con las tendencias es Andrés Manuel López Obrador, (él) va ganando y por el bien de México le deseo lo mejor”.

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, también reconoció el triunfo de su oponente, felicitó a López Obrador y dijo que ahora se dedicará a consolidar una oposición firme y democrática. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también reconoció el triunfo de López Obrador y dijo que “anhela poder trabajar en conjunto para el beneficio de Estados Unidos y México”.

Numerosos otros políticos y mandatarios internacionales han reconocido ya el triunfo de López Obrador, y aunque esto no es todavía oficial, parece ya irreversible. Notablemente, también se empieza a notar un clima menos enconado y enrarecido en las redes sociales, y muchos de sus más fervientes opositores parecen tomar el camino del diálogo. Parecen ser tiempos interesantes y entusiasmantes para un país que lleva mucho tiempo sumido en la incertidumbre y en el desánimo. Se respira un aire catártico. 

Los primeros conteos arrojan lo que parece que será una victoria holgada. López Obrador obtendría más del 50% de los votos, un triunfo histórico por su gran solvencia:

Por otro lado, según Bloomberg, el peso mexicano se ha fortalecido con el anuncio del triunfo inminente de Obrador, lo cual es una noticia que merece notarse, ya que se especulaba mucho que su victoria podía desestabilizar la moneda. Dicho eso, por supuesto, hay que esperar a los siguientes días para tener una noción más completa. 

Entre otros de los triunfos electorales que se estiman ya casi seguros está el de Claudia Sheinbaum, quien se convertirá en la primera jefa de gobierno de la Ciudad de México, y también el bastante llamativo triunfo de Cauhtémoc Blanco, el ex futbolista, en la gobernatura de Morelos.