*

X

Equinoccio de otoño, 22 de septiembre, 2018: la balanza de la luz y la oscuridad

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/19/2018

El 22 de septiembre ocurre el equinoccio y con ello, el inicio del otoño en en el norte y de la primavera en el sur

El 22 de septiembre a las 20:54 (hora del centro) ocurrirá el equinoccio (el evento astronómico sucederá el 23 de septiembre en los países europeos, africanos y asiáticos). Para los habitantes del hemisferio norte, el equinoccio marcará el inicio del otoño; en el hemisferio sur, las cosas se tornan más luminosas y el equinoccio marca la llegada de la primavera.

La hora señalada marca también el ingreso del Sol a Libra en el movimiento zodiacal aparente. Esto es simbólicamente apropiado, ya que Libra es el signo de la balanza, del equilibrio y justamente en esta fecha, salvo en los polos, el día dura exactamente igual que la noche, lo cual es el significado de la palabra "equinoccio" (aequus-nox: "noche igual"). Para los ciudadanos del hemisferio norte, el Sol inicia un marcado descenso hacia la oscuridad que acalla en la muerte simbólica del solsticio de invierno, el día más oscuro del año. Para las culturas antiguas, que tenían una vida estrechamente vinculada a la naturaleza, estas fechas eran muy importantes, pues significaban importantes cambios estacionales ligados a la agricultura y a la espiritualidad en general. El hecho de que hubiera menos luz era interpretado -sin equivocarse- como un declive en la energía y en la vida en general, por lo cual era un momento apropiado para la conservación de los recursos y el recogimiento.

Antiguamente, el equinoccio otoñal se celebraba dando gracias a la Tierra por la plenitud del verano, compartiendo los frutos de la cosecha, a la vez que se iniciaba la preparación para el invierno. Es esta fecha la que realmente marca la muerte de la naturaleza, la luz que se extingue como las hojas que caen de los árboles. En el solsticio de invierno, en realidad lo que se celebra es el renacimiento de la luz. 

En el sur, la fecha suscita mayor entusiasmo y celebración, pues marca el retorno de la energía: la naturaleza se vuelve a llenar de color y las cosas empiezan a florecer. Ciertamente, no es necesario explicar la emoción que produce la primavera y el importante significado que tiene.

Para el habitante del mundo moderno, estas fechas son una oportunidad para reconectarse con los ritmos de la naturaleza y meditar sobre  el cambio, la muerte y la transformación. También para recordar que, aunque a veces parece lo contrario, el hombre no está separado de la naturaleza y es sensible a los cambios estacionales, por lo cual es prudente modificar nuestros hábitos en concordancia al tiempo. No todo el tiempo es igual; como los griegos notaron, existe no sólo "cronos" sino también "kairós", la ocasión adecuada para cada cosa. Sin duda, para los habitantes del hemisferio norte, bajo el entendido de que el calentamiento global modifica un poco las estaciones, es el momento de empezar a bajar la velocidad.

 

Lee también: El simbolismo de los equinoccios y los solsticios

Te podría interesar:

Cuervos superinteligentes son empleados por parque de atracciones para recoger basura

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/19/2018

Parque francés utiliza cuervos para darle una lección a los seres humanos

Los cuervos son de los animales más inteligentes que existen. Son capaces de utilizar herramientas para obtener alimentos, tienen prodigiosas memorias, pueden reconocer una gran cantidad rostros humanos distintos y es posible que tengan conciencia de su propia muerte.

Aprovechando la gran inteligencia de la familia Corvidae, el parque de atracciones Puy du Fou, ubicado en el oeste de Francia, ha entrenado a un grupo especial de seis aves para recoger y eliminar basura, sobre todo cigarrillos y piezas pequeñas de basura. 

Esto no sólo tiene un sentido funcional, sino también didáctico. Según el presidente del parque, al ver a los cuervos recoger la basura, las personas deberían cobrar conciencia de lo que hacen y educarse a tirar la basura -tal vez, incluso, para evitar sentirse inferiores a estos animales-. ¿Acaso ellos no pueden recoger la basura, así como lo hacen las aves? El Puy du Fou no es cualquier parque: su tema es la historia y es, además, un lugar sumamente limpio. Sin duda, esta política es genial. 

Los cuervos son recompensados por su minuciosa selección de los objetos que son considerados como basura. Depositan las colillas y otros objetos en una caja y reciben un poco de alimento por su inteligencia.