*

X

Las actrices mejor pagadas vs los actores mejor pagados, ¿la brecha salarial de género?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/17/2018

Hay una importante diferencia entre las ganancias anuales de actores y actrices de Hollywood

La revista Forbes ha publicado sus listas de las 10 actrices y actores de Hollywood que más dinero ganaron en el último año. Dwayne Johnson, mejor conocido como The Rock, es, por mucho, el primer lugar (George Clooney en realidad aparece en la lista sólo porque vendió su compañía de Tequila). La BBC se cuestiona si estamos ante una clara muestra de la famosa brecha salarial entre géneros. Y ciertamente, puede haber algo de ello.

Sin embargo, al menos el caso de The Rock, Forbes lo explica por el hecho de que tiene una capacidad enorme de trabajar y hacer numerosas películas cada año, y sobre todo, por sus redes sociales. The Rock es por mucho el actor (actrices incluidas) que más seguidores tiene en Instagram, con 118 millones, sólo superado por Cristiano Ronaldo, Selena Gomez y Ariana Grande. The Rock supera a Beyoncé y a Kim Kardashian, quienes son las celebridades que le siguen. Forbes mantiene que actualmente las grandes productoras están pagando también por la capacidad que tienen los actores de promover las películas en las que aparecen y esto hace que The Rock, por ejemplo, haga tratos en los que se le paga con un porcentaje de las ganancias.

Por supuesto que habría que explicar cada caso y seguramente todavía debe de haber un sesgo a favor de los hombres; no obstante, es evidente que existen numerosos factores en torno a esto, no sólo el sexo. Por otro lado, y quizá esto es más inquietante aún que la brecha salarial, lo que nos revelan estas estadísticas es el lamentable estado de la cultura cinematográfica. Los actores y actrices que más ganan son aquellos que se dedican a las películas de acción, a las películas de superhéroes y demás, que son más una especie de parque de atracciones en imágenes en movimiento que cine de verdad. La calidad del actor pasa a segundo término; lo fundamental es si su apariencia va bien con uno de estos blockbusters

 

Actrices mejor pagadas de junio del 2017 a junio del 2018

Scarlett Johansson - US $40.5 millones

Angelina Jolie - US $28 millones

Jennifer Aniston - US $19.5 millones

Jennifer Lawrence - US $18 millones

Reese Witherspoon - US $16.5 millones

Mila Kunis - US $16 millones

Julia Roberts - US $13 millones

Cate Blanchett - US $12.5 millones

Melissa McCarthy - US $12 millones

Gal Gadot - US $10 millones

 

Actores mejor pagados de junio del 2017 a junio del 2018

George Clooney - US $239 millones -- (venta de su marca de Tequila)

Dwayne "The Rock" Johnson - US $124 millones

Robert Downey Jr. - US $81 millones

Chris Hemsworth - US $64.5 millones 

Jackie Chan - US $45.5 millones

Will Smith - US $42 millones 

Akshay Kumar - US $40.5 millones (Bollywood)

Adam Sandler - US $39.5 millones

Salman Khan - US $38.5 millones (Bollywood)

Chris Evans - US $34 millones (Avengers)

Te podría interesar:

Profesor de Oxford argumenta que beber alcohol es clave para la supervivencia de la humanidad

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/17/2018

Robin Dunbar tiene algunos argumentos muy persuasivos sobre los beneficios del alcohol

Robin Dunbar es un reputado académico que ha escrito recientemente un interesante artículo sobre la relación entre el alcohol y la evolución de la sociedad humana, sus vínculos y su supervivencia. Una versión de este muy bien investigado artículo fue publicada en el Financial Times (bajo paywall) y otra versión en el Daily Mail. Dunbar basa su argumento fundamentalmente en dos cosas: por una parte, en el rol del alcohol en la producción de endorfinas, y por otra, en su rol como aglutinante social. Dunbar sostiene que, en una gran cantidad de culturas, la socialización humana está vinculada al alcohol y esta socialización es vital para la salud. Pero desglosemos su argumento. 

Dunbar explica que para todos los primates, y más aún en los seres humanos, los lazos de unión permiten mantener coherencia social y dan seguridad a la misma sociedad. Las relaciones nos protegen de amenazas externas, pero también de tensiones internas. La sociedad es un sistema de defensa frente a las inclemencias de la naturaleza y las posibles amenazas externas y a la vez la socialización, el sentido de pertenencia, la amistad y la intimidad ayudan a mantener nuestra salud. Como muchos estudios sugieren, las personas con buenas relaciones viven más y se enferman menos.

Pero este no es sólo un argumento sociológico, sino que tiene un aspecto científico (neuroquímico). Dunbar señala que los beneficios del alcohol tienen que ver con que detona la producción de endorfinas (morfinas endógenas) asociadas con la reducción del dolor, pero también con los mecanismos que estrechan los lazos. Esto hace sentido cuando uno reflexiona sobre cómo el alcohol suele protagonizar grandes festejos en los que se realizan diferentes tipos de uniones (o, literalmente, reuniones). Aparentemente, al reducir el dolor las endorfinas también promueven la confianza, un abrirse al otro, y de aquí también la frase "in vino veritas". Asimismo, parece que el sistema de endorfinas promueve actividades como la risa, el baile y el canto, asociadas también con el alcohol.

Dunbar comenta que en las clínicas de desintoxicación una forma de tratamiento es un medicamento que bloquea las endorfinas, lo que hace que las personas no sientan el efecto placentero o analgésico del alcohol, sólo una especie de mareo.

El profesor de Oxford cita un estudio realizado por Julianne Holt-Lunstad en el cual se estudió a 148 pacientes que sufrieron ataques al corazón, con el fin de determinar cuál era el mejor indicador para predecir la probabilidad de sobrevivir durante más de 1 año después de un primer ataque. El primer factor fue el número de amigos íntimos que se tienen. El consumo de alcohol no figuró como un riesgo. Esta investigación sugiere que puedes comer y beber con cierta licencia y ello no afectará tus posibilidades de vivir demasiado, siempre y cuando tengas buenos amigos.

Finalmente, Dunbar advierte que beber demasiado va en sentido contrario a los efectos positivos que puede tener el alcohol, y lo mismo es cierto respecto de consumir proteínas, azúcar, grasas y demás en exceso. Notablemente, otro estudio mostró que las personas que no consumieron nada de alcohol en las décadas de sus 40 y 50 años tenían más riesgo de demencial senil, al igual que los que bebían más de lo recomendado a la semana. Aquellos que bebían moderadamente, tenían un 50% menos de probabilidad de desarrollar dicha enfermedad que los que no bebían nada. Como siempre, la moderación es la clave, e incluso la moderación de la moderación, lo cual significa participar en las fiestas de la vida. Esto refuerza la tesis sobre los beneficios de ser un bebedor social, aunque es de notarse el riesgo que eso puede conllevar, si se pasa a ser un bebedor dependiente.