*

X

Uno de los ingredientes activos de la ayahuasca hace que los escorpiones brillen bajo luz ultravioleta

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/11/2018

El brillo cian de los escorpiones bajo luz ultravioleta tiene una fuente psicodélica

Los escorpiones son de los animales más temidos, por su veneno y por sus hábitos nocturnos (si bien, sólo 25 de las más de mil 753 especies resultan venenosos para los seres humanos). En 1954, los zoólogos M. Pavan y R. F. Lawrence descubrieron que los escorpiones emiten una fluorescencia cuando se iluminan con luz ultravioleta. Literalmente, los escorpiones brillan bajo la luz negra, lo cual hace que sean muy fáciles de  avistar si se tiene una lámpara de este tipo (aunque no es muy recomendable, pues abundan en los lugares cálidos, y la ignorancia es más dulce).

La fluorescencia de los escorpiones se debe a dos compuestos químicos que se encuentran en su cutícula: B-carbolina y 6 hidroxi-4-metilcumarina. Las beta-carbolinas son sustancias (alcaloides) que tienen una estructura similar a las triptaminas. De hecho, estas sustancias, presentes en la liana Banisteriopsis caapi, son esenciales para hacer psicoactivo el DMT en el brebaje de la ayahuasca, ya que inhiben la monoaminooxidasa. Más aún, la harmina y la harmalina -betacarbolinas que se encuentran en la Banisteriopsis caapi- son psicoactivas por cuenta propia y tienen numerosos beneficios, incluidos los efectos antidepresivos. Los etnobotánicos han notado que las visiones particulares de la ayahuasca no se deben exclusivamente al DMT sino, también, a la harmina. Seguramente esto explica la extraña práctica en Afganistán y la India, de fumar escorpiones para obtener un high psicodélico.

Aunque es fácil explicar cómo es que los escorpiones brillan bajo luz UV, por qué desarrollaron esta particular cualidad constituye uno de los grandes enigmas de la biología. Las hipótesis abundan, pero ninguna goza de una aceptación generalizada. Se ha propuesto que les sirve para reconocerse y comunicarse, para mejorar su agudeza visual, para atraer presas, para evitar depredadores o para detectar luz ultravioleta. Todo esto es sumamente general y no dice mucho. La teoría que parece ser la más popular es la de Douglas Gaffin, quien mantiene que los escorpiones convierten la luz UV de las estrellas y la Luna en el color que mejor ven, el cian. Lo cual explicaría también por qué los ojos de los escorpiones son tan sensibles, pues pueden observar el brillo de las estrellas en el cielo nocturno: podrían ser que los escorpiones amplifiquen estas señales y conviertan sus propios cuerpos en recolectores de luz -en realidad, todo su cuerpo sería, así, un ojo enorme-. Todo ello por una importante razón: para poder ocultarse más fácilmente, ya que, según Gaffin, cualquier objeto que produce una sombra sobre su piel podría reducir su brillo e indicar un escondite potencial. La pregunta que queda es: ¿para qué convertir la luz UV en otro color, en lugar de detectar directamente la luz UV? 

Este video muestra cómo en realidad los escorpiones están por todas partes, sólo que no los vemos, pues son expertos en ocultarse, pero con luz ultravioleta se vuelven fácilmente visibles.

Te podría interesar:

Más de 8,700 personas demandan a Bayer-Monsanto por herbicida aparentemente cancerígeno

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/11/2018

Una avalancha legal se le viene a Bayer, la empresa que ha adquirido a Monsanto

Poco después de que se cerrara el trato con el que Bayer adquirió a Monsanto, una corte de California emitió un histórico veredicto. La corte determinó que el jardinero Dewayne Johnson recibirá 289 millones de dólares como compensación de daños. Johnson está al borde de la muerte, según alegaron sus abogados, por contraer cáncer al exponerse a este herbicida durante varios años. Este caso es considerado histórico y un duro golpe en contra de Monsanto, empresa que en el papel de todas maneras está al borde de desaparecer ya que Bayer eliminará el nombre Monsanto. 

Semanas después del veredicto, Bayer ha dado a conocer que ha recibido unas 8,700 demandas en Estados Unidos que alegan daños producidos por sus herbicidas, sobre todo el famoso Roundup, que contiene glifosato, una sustancia química que supuestamente produce cáncer. Estudios se contradicen en este caso, si bien Bayer argumenta que la mayoría sostienen que es seguro.

Mientras tanto Bayer, que pagó 63 mil millones de dólares por Monsanto, ha reportado un prospecto de ganancias menor al esperado y sus acciones perdieron el 2% el miércoles 5 de septiembre. El pleito legal podría ser sumamente costoso y sin embargo el poder de Bayer y las ganancias que representa Monsanto hacen que esto sea apenas como una mota de polvo en la sopa del gigante ahora agrofarmacéutico.

Aquí puedes leer sobre los efectos que está teniendo este litigio en la salud financiera de Bayer