*

X

Así eran los calcetines de los egipcios (hechos para usarse con sandalias)

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/31/2018

El Antiguo Egipto fue una civilización notable en prácticamente todos los campos

Son muchos los enigmas que nos evoca la civilización del Antiguo Egipto: su religión, sus creencias esotéricas, la manera en que construyeron las pirámides, el culto que tributaban a sus faraones, y varios otros. Y quizá, en esa constelación de misterios, lo último en lo que pensamos es en su vida cotidiana, en las cosas que hacían esos seres humanos que en lo esencial no eran muy distintos a nosotros, que igualmente tenían que comer y dormir, trabajar, relacionarse con los demás, etcétera.

Sin embargo, es posible que aun en su cotidianidad los egipcios fueran una cultura excepcional. Además de haber estudiado y aprovechado las crecidas del río Nilo para fundar su civilización, de sentar las bases de la química a través de la alquimia (cuyos fundamentos se considera que nacieron entre los egipcios) o de aprovechar el papiro como material para escribir y guardar registro de lo sucedido, todo indica que en materia de vestimenta también poseyeron conocimientos admirables.

La imagen que acompaña esta nota es resultado de una nueva técnica de imagen desarrollada a instancias del Museo Británico. Grosso modo, el procedimiento consiste en analizar un objeto a través de “imaginería multiespectral”, a partir de la luminiscencia de sus diferentes tintes y la observación microscópica digital de sus fibras.

La doctora Joanne Dyer, responsable del proyecto, aseguró que esta es una técnica no invasiva, pues a diferencia de lo que se hace hasta ahora, no es necesario tomar muestras físicas del objeto en cuestión.

El calcetín analizado fue encontrado en la ciudad de Antinoópolis, fundada bajo el imperio de Adriano. Se considera que perteneció a un niño que vivió en el año 300 antes de nuestra era. Por esta y otras prendas similares se supone, además, que los egipcios fueron los primeros en usar el tejido para fabricar sus calcetines, dejando un espacio para el dedo pulgar y otro para los cuatro dedos restantes, de tal modo que pudieran usarlos con sandalias.

 

También en Pijama Surf: La iniciación de Platón y Pitágoras en los templos de Egipto

Te podría interesar:

Hombres adolescentes víctimas de mayor violencia en relaciones de pareja que mujeres, según estudio

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/31/2018

Entre los jóvenes de 12 a 19 años, los hombres son los que más frecuentemente reciben algún tipo de violencia, según un nuevo estudio

No es necesario insistir demasiado en que la mayoría de las personas asume que las mujeres jóvenes son víctimas de mayor violencia física que los hombres. Y aunque el estereotipo está basado en una importante realidad -pues, ciertamente, existen más casos de mujeres abusadas y acosadas sexualmente-, al menos en el caso de los adolescentes de 12 a 19 años que tienen una pareja o que salen con alguien, al parecer son los hombres los que son objeto de una violencia más frecuente. Ahora bien, hay que matizar que esta violencia no suele ser tan extrema y es distinta al abuso sexual; sin embargo, no deja de ser violencia, como han notado enfáticamente las investigadoras Elizabeth Saewyc y Catherine Shaffer, de la Universidad Simon Fraser y la Universidad de Columbia Británica, respectivamente.

En un estudio realizado con más de 35 mil jóvenes de 12 a 19 años de edad, se descubrió que uno de cada 14 niños reportaron haber sido golpeados de manera intencional o agredidos físicamente en el último año por su pareja o cita, en comparación con sólo una de cada 25 niñas. 

Las investigadoras señalan que esto puede deberse a que los niños han aprendido a no ejercer violencia contra las mujeres, o a que es más aceptado socialmente que una mujer golpee a su pareja. Lo positivo es que según Saewyc y Shaffer, existe una tendencia a la disminución de la violencia en las relaciones de pareja entre jóvenes. Si bien estos datos sólo reflejan lo ocurrido en Canadá, las investigadoras dicen que coinciden con lo observado en Estados Unidos.

El anterior estudio no busca ser una apología de la violencia a la que están sometidas en muchas sociedades las mujeres, sino solamente apunta a una cuestión que suele pasar desapercibida.