*

X
Después de pasar una temporada con su mascota, un joven chino notó que no se comportaba como le hubiera gustado

Un joven y solitario oficinista chino compró un pequeño perro para que le hiciera compañía, pero con el tiempo empezó a dudar de la "canidad" de su mascota, según reporta el sitio Shangaiist. Podemos imaginar que el joven se sentía solitario por las duras condiciones del capitalismo y la alienación moderna que también ha permeado China. 

Cuando su pequeño cachorro empezó a crecer, el jovén notó características que no son muy comunes en los perros, por decirlo de alguna manera. Seguramente su mascota no era muy empática que digamos, y no le resolvía sus necesidades emocionales.

El joven posteó imágenes en línea y finalmente alguien le reveló que lo que tenía era una rata... si bien una rata de bambú, un poco más elegante que el roedor común y corriente. Esta rata es considerada una delicatessen en ciertos lugares de China. El hombre regresó su mascota y quizás ahora haya acabado como un platillo en un restaurante.

Según el sitio Shanghaiist, en China este tipo de dudoso mercado ha producido numerosos casos igualmente curiosos y algunos un tanto peligrosos, como el de la familia que crío a su mascota durante 2 años pensando que era un perro, hasta que descubrieron que era un oso.

Te podría interesar:

El Dragón está escupiendo meteoros: estrellas fugaces Dracónidas en máxima intensidad 8 de octubre

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 10/29/2018

Las Dracónidas nos esperan con un enigma

El Dragón se encuentra en estado de actividad: su fuego está por llegar. Las estrellas fugaces de las Dracónidas han entrado a su fase de mayor intensidad y llegarán a su pico el 8 de octubre (las noches del 7 y 9 son buenos días también). Las Dracónidas se ven con mucha mayor abundancia en el hemisferio norte y en ocasiones pueden producir ráfagas de lluvias de hasta 600 meteoros por hora, según fueron observadas en el 2011. Entre 1933 y 1946, Draco disparó miles de estrellas fugaces cada hora. El tema es que nadie sabe bien qué esperar pues, en ocasiones, estos meteoros pueden ser de los más aburridos. 

Este año existen existen algunos indicios de que quizá sea un gran espectáculo, ya que el cometa (de donde realmente surgen estos meteoros) 21P/Giacobini-Zinner estuvo el 10 de septiembre lo más cerca de la Tierra que ha estado en 72 años. Habrá que ver qué pasa, lo cual le agrega una emoción añadida a este espectáculo que requiere justamente de la serendipia de una noche sin nubes, poca contaminación lumínica, la voluntad de desvelarse y en este caso, un factor X que ni siquiera los científicos saben calcular. Una cosa digna de mencionarse es que las Dracónidas alcanzan su pico entre las 9 y 11 de la noche, por lo cual no es necesario trasnochar.

Las Dracónidas, también llamadas Giacobínidas, son una de las lluvias fugaces más jóvenes y lentas; esperemos que este año sean abundantes en sus racimos de fuegos. Te deseamos buenas vistas.