*

X
Después de pasar una temporada con su mascota, un joven chino notó que no se comportaba como le hubiera gustado

Un joven y solitario oficinista chino compró un pequeño perro para que le hiciera compañía, pero con el tiempo empezó a dudar de la "canidad" de su mascota, según reporta el sitio Shangaiist. Podemos imaginar que el joven se sentía solitario por las duras condiciones del capitalismo y la alienación moderna que también ha permeado China. 

Cuando su pequeño cachorro empezó a crecer, el jovén notó características que no son muy comunes en los perros, por decirlo de alguna manera. Seguramente su mascota no era muy empática que digamos, y no le resolvía sus necesidades emocionales.

El joven posteó imágenes en línea y finalmente alguien le reveló que lo que tenía era una rata... si bien una rata de bambú, un poco más elegante que el roedor común y corriente. Esta rata es considerada una delicatessen en ciertos lugares de China. El hombre regresó su mascota y quizás ahora haya acabado como un platillo en un restaurante.

Según el sitio Shanghaiist, en China este tipo de dudoso mercado ha producido numerosos casos igualmente curiosos y algunos un tanto peligrosos, como el de la familia que crío a su mascota durante 2 años pensando que era un perro, hasta que descubrieron que era un oso.