*

X

Hombres con sobrepeso duran más tiempo en la cama, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 10/16/2018

Al menos, una aparente ventaja de estar gordo

Los hombres con sobrepeso sufren de numerosos problemas de salud y algunas discriminaciones, pero por lo menos tienen el consuelo de que, aparentemente, duran más en la cama. Yendo en contra del estereotipo de lo sexy, los hombres que entran dentro de la clasificación médica de sobrepeso tienen, al menos, una menor tendencia a padecer eyaculación precoz, según investigadores de la Universidad Erciyes de Turquía.

En el estudio realizado por estos científicos se analizaron datos de eyaculación precoz, clínicamente considerada como eyacular en el primer minuto del acto sexual, y se sondeó la duración reportada de más 200 hombres. Se descubrió que los hombres obesos tardaron en promedio 90 segundos más en eyacular que los hombres que no padecen esta condición. De acuerdo con las mediciones de los investigadores un hombre dura, en promedio, alrededor de 6 minutos.   

Este mayor aguante, sin embargo, podría venir acompañado de una posible inconveniencia, pues podría ser indicativo de que los hombres con sobrepeso producen más estradiol, una hormona sexual femenina que está relacionada con inhibir el orgasmo. Típicamente, los niveles altos de estradiol y prolactina y los niveles bajos de testosterona suelen demorar el orgasmo. Ahora bien, la testosterona es responsable de conductas y rasgos físicos que hacen que los hombres parezcan atractivos para las mujeres. Así que, al parecer, es una por otra.

Por si esto fuera poco, otra posible razón (aunque esto resulta poco claro) pueden ser niveles bajos de serotonina, los cuales, según teorizan los científicos, son más comunes en las personas con sobrepeso (y también las mujeres), y estarían vinculados con la demora en el orgasmo. Sin embargo, esto contradice ciertos tratamientos que se utilizan para la eyaculación precoz, en los que se usan antidepresivos que incrementan los niveles de serotonina. La ciencia de la eyaculación precoz no es del todo precisa, ya que intervienen factores fisiológicos, pero también emocionales y conductuales.

Por otro lado, pese a los conocidos problemas de salud que la obesidad y el sobrepeso producen, existen ciertos beneficios colaterales propios de esta condición. Las personas con sobrepeso suelen padecer menos trastornos como la artritis reumatoide y, si se logran evitar los paros cardíacos, suele haber menos riesgo de demencia senil.

Te podría interesar:

Los máximos beneficios a la salud que genera el sexo no están en el orgasmo, están en esto

Salud

Por: pijamasurf - 10/16/2018

Más allá de la química del orgasmo, el bienestar luminoso del sexo parece estar en la desnudez y la vinculación emocional que se produce a partir de la intimidad única del sexo

Nuestra sociedad vive obsesionada con el orgasmo. Proliferan las técnicas, tips, consejos y demás para producir más y mejores orgasmos. El orgasmo parece ser la meta y culmen de toda la existencia. Sabemos que el sexo está vinculado a numerosos beneficios de salud, y generalmente los vinculamos directamente con el orgasmo, pero estudios recientes sugieren que la mayoría de estos beneficios podrían venir del período poscoital: el llamado afterglow del sexo no sería solamente el efecto de un momento climático sino, sobre todo, de un complejo proceso de intimación y conexión.

En un artículo en la revista Aeon, Tove K. Danovich cita una serie de investigaciones que muestran que si bien el orgasmo produce un intenso derrame de hormonas y neurotransmisores, el cóctel del amor que sigue al sexo es donde realmente yace la sustancia que buscamos. En un estudio del 2017 se encontró que la satisfacción y la sensación de bienestar general en parejas recién casadas se mantiene cerca de 48 horas después del sexo; esto es lo que llaman el afterglow, el resplandor poscoital, que se siente sobre todo por la liberación de oxitocina y dopamina. 

Danovich se pregunta por qué ignoramos y no aprovechamos el hecho de que este luminoso bienestar sexual viene no sólo del orgasmo sino fundamentalmente del tiempo de vinculación que rodea al sexo y por qué, entonces, no lo explotamos:

Al menos en los seres humanos, el efecto del afterglow podría no ser causado por el orgasmo solamente sino, sobre todo, por la rareza y la desnudez emocional del sexo en sí mismo. 'El sexo involucra algún tipo de grado de vulnerabilidad', según [la investigadora] Muise. 'Tu pareja no sólo está viendo tu cuerpo sino todo tipo de cosas íntimas de ti, como lo que te gusta y no te gusta'. Incluso en una relación larga, esta apertura puede sentirse peligrosa. Pero, añade Muise, 'Hay una gran oportunidad allí'. Las parejas que son capaces de estar desnudas -emocional y físicamente- se sienten más satisfechas.

Esta desnudez total es lo que es único en el sexo y lo que refuerza el vínculo de una relación de pareja, que a su vez da seguridad y sentido a las personas, lo cual, entre otras cosas, afecta al sistema inmune. Los beneficios del sexo seguramente están sobre todo en esa desnudez física y emocional, en estar desnudos juntos y saber que todo está bien; en la aceptación de la desnudez, que es la aceptación de las personas. Y por supuesto, el placer ayuda a crear esta posibilidad de apertura, pero parece que lo fundamental es la vulnerabilidad que se arriesga y es redimida por el amor.