*

X

Al contrario de los antidepresivos, la psilocibina trata la depresión haciendo al cerebro más responsivo a las emociones

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/29/2018

Los beneficios de la terapia con "hongos mágicos" ocurren en radical oposición a cómo funcionan los antidepresivos farmacéuticos usados masivamente

Los "hongos mágicos" son, sin duda, el tratamiento para la depresión más interesante que se ha estudiado en los últimos años. Como hemos venido reportando, existen prometedores resultados que sugieren que una o dos dosis de psilocibina (ingrediente activo de los "hongos mágicos") pueden ser suficientes para hacer que una persona salga de la depresión por hasta 6 meses, esto en casos en los que antidepresivos tradicionales -los llamados serotonin system re-uptake inhibitors- no han logrado producir mejoras.

Actualmente, la compañía COMPASS Pathways ya se encuentra en etapa preliminar para realizar pruebas clínicas aprobadas por la FDA, con el fin de poder proveer esta terapia en los próximos años. Se cree que en 3 años se podría obtener una licencia farmacéutica para ofrecer terapia de "hongos mágicos". Por otro lado, el estado de Oregón prepara un proyecto de ley para decidir en la siguiente elección la legalización medicinal de la psilocibina. 

Una nueva investigación averiguó cómo es que opera esta sustancia en el cerebro de las personas deprimidas. En un estudio publicado en la revista Neuropharmacology, un grupo de investigadores notó que las personas deprimidas tuvieron un aumento en su respuesta neural al ser expuestos a rostros atemorizados 1 día después de la terapia asistida con psilocibina. Estas respuestas se correlacionan con actividad en la amígdala, una zona del cerebro vinculada con las emociones y los instintos. La terapia con psilocibina incrementó la respuesta tanto a rostros felices como a rostros atemorizados o aterrados, lo cual apunta a que la psilocibina aumenta la conexión emocional, justamente lo contrario a lo que hacen los antidepresivos (SSRI).

Esta diferencia no es menor, ya que habla de un cambio radical de paradigma de tratamiento, con dirección hacia la vida, hacia sentir más, mientras que los antidepresivos, cuando funcionan, suelen reducir la sensibilidad y la luminosidad del mundo, dejando al paciente en un pálido e indolente confort. La terapia asistida con psilocibina ha sido exitosa en gran medida por su capacidad de suscitar una experiencia de disolución del ego -y de conexión con la naturaleza- o experiencias místicas que tienen el efecto de reencantar y resignificar la vivencia de las personas. 

Te podría interesar:

Estudio muestra que personas que toman pequeñas cantidades de "hongos mágicos" son más inteligentes

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/29/2018

Investigadores estudian los efectos de las microdosis de psicodélicos, con resultados prometedores

Un grupo de investigadores canadienses acaba de realizar uno de los primeros estudios sobre los efectos de las microdosis de sustancias como el LSD y los "hongos mágicos". Existe una creciente tendencia de personas que usan psicodélicos para mejorar sus vidas de manera cotidiana; dosis que son utilizadas apenas en el umbral, acaso como se usa el café o el té. Todo esto en el marco de un "renacimiento de la medicina psicodélica".

Los investigadores midieron importantes factores de salud mental y bienestar. Encontraron que los microdosificadores obtuvieron puntajes más altos en pruebas clínicas que miden creatividad, apertura mental y sabiduría y que tienen menos actitudes disfuncionales y emociones negativas. Los participantes fueron reclutados en línea y contestaron diferentes cuestionarios (que puedes consultar aquí). La medición de sabiduría que utilizaron los científicos tiene que ver con la capacidad de considerar múltiples perspectivas, aprender de errores, estar en sintonía con las emociones de los demás y sentirse conectado. Notablemente, las personas que toman microdosis de psicodélicos también son menos neuróticas. Si bien estos indicadores no son lo que tradicionalmente se conoce como "inteligencia", la cual se mide de manera arbitraria con el coeficiente intelectual (IQ), consideramos que sabiduría, apertura a lo nuevo, creatividad y baja neurosis proveen una definición más comprensiva de "inteligencia".

Los investigadores concluyen que el uso de microdosis -uno de los "hacks" de moda en Silicon Valley- es altamente prometedor en el terreno de la psiquiatría y del aumento del performance. Sin embargo, como suele ser el caso, queda la interrogante de si las personas que toman psicodélicos tienen de entrada estas cualidades o es la práctica de las microdosis lo que mejora su salud mental. Se ha teorizado antes que sustancias como la ayahuasca y otros psicodélicos podrían propiciar la neurogénesis.