*

X

Estas celebridades están poniendo de moda los 'faciales de pene' de bebés coreanos

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/26/2018

Lo último y lo más exclusivo en la búsqueda de burlar el paso (inevitable) del tiempo y la muerte

Una moda bastante llamativa entre las celebridades, en su perenne búsqueda de burlar la guadaña de Cronos, ha generado cierta polémica y fascinación. The Guardian, por ejemplo, se pregunta si "los faciales de prepucio marcan el fin del mundo". Las suaves capas protectoras del glande de bebés coreanos son aplicadas al rostro de mujeres multimillonarias, las cuales deben pagar unos 700 dólares por un solo tratamiento, además de que hay una lista de espera de 2 años.

La actriz británica Kate Beckinsale, de 45 años, es la última en desvivirse en elogios para esta terapia cosmética, a la cual atribuye su increíble complexión. En su cuenta de Instagram, Beckinsale bromeó con que en su primera vez fueron gentiles con ella y la terapia fue "lite en pene". Sin embargo, en un post que tiene más de 100 mil likes, muchos usuarios señalaron que su uso cosmético de prepucios era repugnante y que era el colmo de la obsesión con la juventud.

Otras celebridades, como Sandra Bullock y Cate Blanchett, también han hablado de los beneficios de su terapia peniana. 

El llamado "facial de pene" funciona usando un suero hecho de células madre cultivadas a partir de los prepucios de bebés coreanos. Se cree que estas células activan células responsables del envejecimiento y ayudan a aumentar la producción de colágeno, lo cual hace que se desvanezcan las arrugas y líneas de la cara.

El suero es aplicado con unas microagujas que deben inyectarse en la cara cientos y hasta miles de veces. Dicen que el procedimiento es doloroso. Pero nada se compara con sentirse joven y bella. O, como dice en broma The Guardian: "Sólo eres tan vieja como el prepucio cultivado de bebés que te frotas en la cara buscando postergar los signos de tu inevitable muerte".

Te podría interesar:

Así eran los calcetines de los egipcios (hechos para usarse con sandalias)

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/26/2018

El Antiguo Egipto fue una civilización notable en prácticamente todos los campos

Son muchos los enigmas que nos evoca la civilización del Antiguo Egipto: su religión, sus creencias esotéricas, la manera en que construyeron las pirámides, el culto que tributaban a sus faraones, y varios otros. Y quizá, en esa constelación de misterios, lo último en lo que pensamos es en su vida cotidiana, en las cosas que hacían esos seres humanos que en lo esencial no eran muy distintos a nosotros, que igualmente tenían que comer y dormir, trabajar, relacionarse con los demás, etcétera.

Sin embargo, es posible que aun en su cotidianidad los egipcios fueran una cultura excepcional. Además de haber estudiado y aprovechado las crecidas del río Nilo para fundar su civilización, de sentar las bases de la química a través de la alquimia (cuyos fundamentos se considera que nacieron entre los egipcios) o de aprovechar el papiro como material para escribir y guardar registro de lo sucedido, todo indica que en materia de vestimenta también poseyeron conocimientos admirables.

La imagen que acompaña esta nota es resultado de una nueva técnica de imagen desarrollada a instancias del Museo Británico. Grosso modo, el procedimiento consiste en analizar un objeto a través de “imaginería multiespectral”, a partir de la luminiscencia de sus diferentes tintes y la observación microscópica digital de sus fibras.

La doctora Joanne Dyer, responsable del proyecto, aseguró que esta es una técnica no invasiva, pues a diferencia de lo que se hace hasta ahora, no es necesario tomar muestras físicas del objeto en cuestión.

El calcetín analizado fue encontrado en la ciudad de Antinoópolis, fundada bajo el imperio de Adriano. Se considera que perteneció a un niño que vivió en el año 300 antes de nuestra era. Por esta y otras prendas similares se supone, además, que los egipcios fueron los primeros en usar el tejido para fabricar sus calcetines, dejando un espacio para el dedo pulgar y otro para los cuatro dedos restantes, de tal modo que pudieran usarlos con sandalias.

 

También en Pijama Surf: La iniciación de Platón y Pitágoras en los templos de Egipto