*

X

'Hologramas' darán clases en universidad británica

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/02/2018

El Imperial College de Londres empleará tecnología de telepresencia para que reconocidos profesores puedan impartir conferencias e interactuar con alumnos

La tecnología de telepresencia primero empezó a usarse en el entretenimiento, en la industria militar y en la política, y ahora tendrá quizá su mejor aplicación en la educación. La universidad Imperial College de Londres planea utilizar 'hologramas' de telepresencia para que profesores den conferencias a sus estudiantes de manera regular, primero dentro de su Escuela de Negocios.

Esto será simplemente una mejora por sobre las videoconferencias que ya se usan en muchas universidades. Los profesores contarán con monitores de alta definición para que puedan incluso mirar a los ojos a los alumnos e interactuar "realmente". Si bien esta tecnología no es exactamente holográfica, en la práctica sirve como tal, creando simulacros, especie de hologramas de la gente, de manera similar al Pepper's Ghost effect, que ha sido usado por el candidato a la presidencia de Francia, Jean-Luc Mélenchon, para dar un discurso en siete lugares distintos al mismo tiempo.

El Pepper's Ghost es sumamente caro, pues llega a costar hasta 150 mil libras esterlinas por evento, pero lo que usará la universidad británica, desarrollado por una compañía canadiense llamada ARHT Media, será más barato, si bien sigue siendo una fuerte inversión. La idea es que profesores de diferentes partes del mundo puedan impartir conferencias para sus estudiantes.

La universidad londindense será pionera en este tipo de implementación, la cual podría en algunos años ser más común, ya que ofrece notables ventajas (si bien, no en costo) a las videoconferencias. Dicho eso, una conferencia presencial difícilmente podrá ser superada por un holograma o cualquier otro dispositivo de proyección.

 

En este enlace de la BBC puedes ver una demostración del Pepper's Ghost effect

Te podría interesar:

Encuentran relación genética entre la esquizofrenia y el consumo de cannabis

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/02/2018

Estudio sugiere que ciertos genes involucrados en la esquizofrenia aumentan las posibilidades de fumar marihuana

Desde hace unos años se estudia el vínculo entre el uso de marihuana y la esquizofrenia, uno de los temas más delicados en torno a la cannabis, una planta que, por otro lado, tiene una gran cantidad de beneficios medicinales.

En un estudio reciente en el que se analizaron datos del sitio 23andMe (que ofrece el servicio de diagnóstico genético), se encontró que los individuos con riesgo genético a desarrollar esquizofrenia suelen tener mayor propensión a consumir marihuana. Es importante notar que el estudio no concluye que la cannabis cause la esquizofrenia, sino que este trastorno o ciertos genes parecen provocar que la gente empiece a consumir cannabis. 

La investigación, publicada en la revista Nature, tomó en cuenta los datos de más de 180 mil personas, lo que la convierte, por mucho, en la más amplia hasta la fecha. Los científicos hallaron ocho variaciones genéticas asociadas con el uso crónico de cannabis, las cuales estadísticamente influyen y aumentan en un 11% las posibilidades de que un individuo fume marihuana. Particularmente notables fueron las variaciones en el gen CADM2, que está relacionado con la toma de riesgos en general y cuyas variaciones también están asociadas con la esquizofrenia.

Según Jacqueline Vink, investigadora de la Universidad de Radboud (en Nijmegen) y autora del estudio, esto no fue una gran sorpresa, ya que "estudios previos habían mostrado que la esquizofrenia y la cannabis estaban asociados". Los autores ahora intentaron descubrir si la relación era causal o no. La evidencia que encontraron sugiere que la vulnerabilidad genética a la esquizofrenia hace que sea más fácil que un individuo acabe fumando cannabis.

Por otro lado, los resultados de la investigación indican una relación causal significativa entre fumar cannabis y desarrollar esquizofrenia. Sin embargo, los científicos advierten que su estudio no necesariamente refuta una investigación anterior en la que se aseguraba que empezar a fumar cannabis en la adolescencia aumenta el riesgo de desarrollar este trastorno, especialmente en personas con riesgos de enfermedades mentales. Esto tampoco es demasiado claro, pero sí habla de que existe una compleja relación entre ambos fenómenos, que debe ser más estudiada.