*

X
Un nuevo mes lunar se ha cumplido, en este caso la luna ingresa a Géminis al tiempo que el Sol ingresa a Sagitario

Este jueves a las 23:39pm, hora de la Ciudad de México, tendremos una luna llena, la lunación de noviembre que suele conocerse en los países anglosajones como la luna del castor. La luna llena ocurre justo en el momento exacto de oposición entre el Sol y la Luna, si bien la luminosidad plena de la Luna puede observarse desde 1 día antes y 1 día después (es difícil notar la diferencia en la luz).

La luna llena desaparecerá del firmamento el 7 de diciembre, la próxima luna nueva, y volverá a mostrarse llena el 22 de diciembre.

Los cielos de noviembre en el centro de México son ideales luego de un frente frío para ver a la reina de las estrellas en su máximo esplendor. De cualquier manera, se recomienda salir fuera de las ciudades para disfrutar de este evento.

Para quienes les interesa la astrología, esta luna llena ocurre en la constelación de Géminis en exacta oposición al Sol en el grado 0 de Sagitario, la constelación del Arquero. La Luna hará diversos aspectos, incluyendo una cuadratura con Marte en Piscis y una oposición con Júpiter y poco después con Mercurio, ambos en Sagitario y éste último en su movimiento retrógrado, que tradicionalmente se vincula con problemas de comunicación y transporte. La Luna en el grado 0 de Géminis está en conjunción exacta con Alcíone, la estrella más brillante de la constelación de las Pléyades. 

 

Géminis es el domicilio de Mercurio, signo que favorece la comunicación y la inteligencia, particularmente la velocidad mental, pero en este caso hay oposición con Mercurio en Sagitario y la Luna está peregrina en Géminis. El aspecto positivo de la fecha, sin embargo, es la conjunción del Sol y Júpiter, dos de las gracias celestes, en el domicilio de Júpiter, el astro de la justicia y la benevolencia.

Te podría interesar:

El ABC de la astrología: en dónde está mejor colocado cada planeta (domicilios, exaltaciones, detrimentos, etcétera)

Magia y Metafísica

Por: pijamasurf - 11/21/2018

¿En qué signos están bien colocados los planetas?

Aunque es una disciplina vilipendiada y considerada la imagen viva de la seudociencia, la astrología goza de una enorme popularidad en la actualidad, acaso por que estamos viviendo una transición a una sociedad que se concibe cada vez más como "espiritual pero no religiosa". Aunque la astrología se asocia con el new age y, ciertamente, la mayoría de los sitios en línea y de los horóscopos en revistas tienden a una filosofía new age, la astrología es una tradición cuyo lugar en la tradición intelectual occidental no puede desestimarse de un brochazo, especialmente si tomamos en cuenta que personas como Kepler y Newton practicaron la astrología con ahínco. De cualquier manera, cuando se consideran sus complejidades y relaciones y no se piensa sólo en términos de un signo solar (con la idea enteramente superficial de "ser Libra" o "ser Géminis"), es decir, de manera unívoca, la astrología puede ser una gran herramienta de autoconocimiento, si bien es importante notar que la excesiva dependencia a las posiciones de los planetas puede llegar a producir una parálisis autocondenatoria. 

La pequeña gráfica que hemos compilado aquí es la base de las diferentes interacciones entre signos y planetas de la astrología, que es una ciencia -o una mitopoética si se quiere- de las relaciones geométricas, elementales, y de la dinámica del cosmos. La astrología occidental tradicionalmente ha asignado una "dignidad esencial" a un planeta según su lugar en el zodiaco. Esta dignidad tiene diversas dimensiones. Por una parte, cada signo está regido por un planeta, en el cual tiene su domicilio; por la otra, cada planeta tiene una exaltación fuera de su domicilio, esto es, un lugar en cielo en el que sus cualidades positivas se ven exaltadas o favorecidas. A su vez, cada planeta tiene un lugar donde se ve disminuido, generalmente en un lugar opuesto a su dignidad; por ejemplo, la Luna, que tiene su dignidad en Cáncer, un signo de agua, encuentra su detrimento en Capricornio, un signo seco que representa lo opuesto de lo que se asocia con la Luna y, en este caso, incluso está en oposición directa a Cáncer. Además existe un signo donde el planeta se encuentra en su caída, justamente el signo opuesto a su exaltación. 

En términos generales se considera que el mejor posicionamiento de un planeta es en su domicilio, e incluso se tiene una dimensión extra que es la del decanato (cada signo es dividido en tres decanos de 10 grados), el cual también es regido por un planeta. Aunque existen numerosos otros factores a considerar, como los aspectos, las estrellas fijas y demás, el segundo punto a tener en cuenta es la exaltación. Siguiendo a William Lilly, el detrimento es el lugar donde un planeta tiene menor dignidad; en su detrimento, el planeta se encuentra en serio conflicto. Menor en grado, pero también negativa es la caída, donde un planeta pierde su poder, pero no necesariamente se encuentra corrompido y afligido. 

Por último, hay que mencionar que los planetas descubiertos en la modernidad (Urano, Neptuno y Plutón) han sido acomodados por los astrólogos modernos, y algunos astrólogos que tienden al esquema clásico no los toman en cuenta dentro de su cosmovisión. Esto explica por qué algunos signos se repiten.

Planeta Domicilio Exaltación Detrimento Caída
Sol Leo Aries Acuario Libra
Luna Cáncer Tauro Capricornio Escorpio
Mercurio Géminis/Virgo Acuario Sagitario/Piscis Leo
Venus Tauro/Libra Piscis Escorpio/Aries Virgo
Júpiter Piscis/Sagitario Cáncer Geminis/Virgo Capricornio
Saturno Capricornio/Acuario Libra Cáncer/Leo Aries
Urano Acuario Escorpio Leo Tauro
Neptuno Piscis Leo Virgo Acuario
Plutón Escorpio Aries Tauro Libra