*

X

Una persona siente lo que sucede a su alrededor varios minutos después de morir (ESTUDIO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/30/2018

Este hallazgo podría transformar la manera en que entendemos la muerte

Hasta ahora, la idea que se tiene sobre la muerte es tajante. Una vez que el corazón se detiene y no es posible reanimarlo, el hecho es contundente: una persona está muerta.

Sin embargo, un descubrimiento reciente podría cambiar dicha idea, pues todo parece indicar que la conciencia se preserva durante algunos minutos después del paro cardíaco, de modo tal que la persona ve, escucha y siente lo que sucede a su alrededor.

Esta hipótesis fue lanzada por el doctor Sam Parnia, de la Universidad de Stony Brook en Nueva York, quien dirigió una investigación a raíz de algunos testimonios recabados entre pacientes que lograron ser reanimados después de haber experimentado un paro cardíaco. 

El doctor Parnia encontró algunos casos en que dichas personas fueron capaces de describir con exactitud las acciones y conversaciones de los médicos y enfermeras a su alrededor, aun cuando su corazón no estaba funcionando y, de hecho, estaban a poco de ser declaradas muertas.

El fenómeno podría explicarse porque, si bien cuando el corazón deja de latir, el cerebro deja de recibir sangre y por ello mismo deja de cumplir con sus funciones, este proceso puede tardar varias horas en completarse, por lo cual es posible que una persona conserve cierto grado de conciencia incluso después de su “muerte médica”.

Si esta hipótesis se comprueba, quizá nuestra idea de la muerte cambie un poco, así como las prácticas asociadas con ella.

 

También en Pijama Surf: Estremecedores retratos de personas antes y directamente después de morir

 

Imagen de portada: San Junipero, Owen Harris (2016; Black Mirror, Charlie Brooker, 2011 a la fecha)

Te podría interesar:

Científicos logran producir por unos minutos el quinto estado de la materia en el espacio

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/30/2018

Científicos logran generar un condensado de Bose-Einstein en un cohete espacial

En 1995, un grupo de científicos probó que existe un quinto estado de la materia (además del sólido, gas, líquido y plasma), el cual se puede crear solamente a estados ultrabajos de temperatura. A esto se le conoce como el condensado de Bose-Einstein y es usado para realizar experimentos teóricos en la mecánica cuántica; por ejemplo, para estudiar las ondas gravitacionales. Ahora, por primera vez un grupo de científicos alemanes logró generar un condensado de Bose-Einstein en el espacio, haciendo un experimento en el cohete espacial MAIUS-1.

Los científicos consiguieron que una especie de chip atómico de miles de átomos de rubidio 87 alcanzara una temperatura casi del 0 absoluto, esto es -273.15. El chip atómico es una "trampa magneto-óptica" que atrapa a los átomos de rubidio formados por rayos láser (sí, suena completamente ininteligible y a la vez, como una descripción de ciencia ficción).

Lo maravilloso de esto es que cuando los átomos en gravedad cero alcanzan una temperatura cercana al 0 absoluto su individualidad se desvanece y empiezan a actuar como un "superfluido" o un "superátomo", con todos los átomos vibrando en sincronía, algo que anteriormente ha sido descrito como luz líquida. Este "quinto estado de la materia" tiene propiedades extrañas como cero fricción y viscosidad, y permite que la luz fluya alrededor de los objetos.

Estudiar el condensado de Bose-Einstein es problemático en la Tierra debido a las fuerzas gravitacionales; es por esto que los científicos probaron a hacerlo en el espacio, donde es más fácil realizar experimentos precisos, según dijo Maike Lachmann de la Universidad de Hannover. El vuelo espacial duró apenas 6 minutos en los que se realizaron cientos de experimentos previamente programados, ya que fue en un vehículo no tripulado.