*

X

Gobierno japonés pagaría hasta 27 mil dólares a sus ciudadanos para que dejen la ciudad de Tokio

Política

Por: pijamasurf - 12/19/2018

Tokio es la zona metropolitana más poblada del mundo y el gobierno japonés quiere darle un poco de aire

Tokio tiene el área metropolitana más grande del mundo, con unos 38 millones de personas y aunque en total la población japonesa ha disminuido en los años recientes, la población de la capital sigue creciendo. Desde hace más de 20 años seguidos, el número de personas que llega a Tokio excede el número que deja el área. Esto es un problema de sobreconcentración en múltiples sentidos. 

Desde hace años el gobierno japonés ha instaurado un programa para estimular a que las personas vivan en otras regiones, bajo el plan "revitalización de las regiones", lo cual incluye recortes en impuestos y otros beneficios. Pero al parecer no ha funcionado del todo bien, por lo que según reporta la televisora NHK, los japoneses podrían recibir hasta 3 millones de yenes para reubicarse fuera de la gran metrópolis. Algo que, ciertamente, no es mala idea.

Se ha dicho también que el gobierno japonés está considerando reubicar a los adultos mayores en poblados fuera de la gran ciudad. Y por otro lado, se ha impulsado una tendencia en los jóvenes a buscar una vida en el campo, más barata, más silenciosa y más sana. Esto mismo ha sido observado en China, como podemos ver en este video sobre millennials que buscan dejar la ciudad para vivir en la montaña.

Ciudades como Niseko, sin embargo, empiezan a gozar un boom de población debido al crecimiento mundial del interés en las pistas de esquí japonesas, conocidas por su excelente poder.

 

Con información de Quartz

Te podría interesar:

Pese a acusaciones de asalto sexual, Brett Kavanaugh será confirmado como juez de la Suprema Corte de EEUU

Política

Por: pijamasurf - 12/19/2018

En un caso sumamente controvertido, senadores republicanos darán voto de confianza al juez Kavanaugh

Brett Kavanaugh, el juez nominado por Donald Trump a la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos que ha sido acusado de asalto sexual, está a punto de ser confirmado por el Senado. La nominación de Kavanaugh se ha convertido en uno de los casos más controvertidos en la historia de la Corte, ya que después de su nominación el Washington Post dio a conocer las acusaciones de una mujer que asegura que Kavanaugh la atacó sexualmente cuando él tenía 17 años y ella 15. A este testimonio se han sumado dos mujeres más, si bien con casos un poco menos sólidos. En sus testimonios, Kavanaugh ha alegado ser inocente.

Christine Blasey Ford afirma que Kavanaugh la agredió sexualmente juntó con un amigo cuando iban en la preparatoria Georgetown. Según el testimonio de Blasey, los dos amigos la habrían acorralado en su cuarto e intentado desnudarla en una fiesta. Ford dice haber huido, pensando que iba a ser violada.

La situación de Kavanaugh parecía ser poco auspiciosa -debido a la seria merma que ha sufrido su reputación-, pero a 1 día de que se lleve a cabo la votación oficial existe prácticamente consenso de que logrará la nominación, después de que los senadores republicanos han manifestado que votarán por él, argumentando que no existe suficiente evidencia para probar dichas acusaciones, a la vez que han defendido la integridad y la capacidad judicial de Kavanaugh. Asimismo, el presidente Trump lo ha defendido, señalando que Kavanaugh es una de las mejores personas que conoce.

El giro a su favor se manifestó rotundamente luego de que la senadora Susan Collins, la última republicana indecisa, declaró que votaría a favor de Kavanaugh este viernes. Collins dijo que en los últimos días estuvo en comunicación con el expresidente Bush, quien le cercioró la integridad del carácter de Kavanaugh, cuyas credenciales académicas son notables. Se espera que Kavanaugh reciba 51 votos a favor y 49 en contra.

Por otro lado, más allá del escándalo mediático, los analistas advierten que una vez que se ratifique el nombramiento de Kavanaugh, la Corte sufrirá una reconfiguración hacia su versión más conservadora en mucho tiempo. Con Kavanaugh, habrá cinco jueces nombrados por presidentes republicanos y cuatro por demócratas. Los jueces de la Suprema Corte de Justicia en Estados Unidos tienen el puesto hasta que mueran o sean removidos por una decisión del Congreso, así que su influencia se hará sentir por muchos años.