*

X

La vida y trayectoria intelectual de Karl Marx serán adaptadas en anime

Arte

Por: pijamasurf - 12/25/2018

La biografía Karl Max, el autor de 'El capital' y otras obras fundamentales del pensamiento económico y social, llevada a una serie de anime

El anime es una de las formas de animación más populares de nuestra época. Como sabemos, su origen es japonés, y es posible que el exotismo que asociamos con esa cultura sea una de las razones de nuestra atracción por dicha forma de expresión gráfica y creativa. Después de todo, en Occidente la diferencia, y aun la contradicción cultural, han sido de los grandes motores del arte y sus disciplinas. Recientemente se anunció, por ejemplo, la adaptación del universo distópico de Blade Runner, que correrá a cargo del creador de Cowboy Bebob, y también antes Los mitos de Cthulhu, de H. P. Lovecraft, ha sido llevado a dicho género.

En esta ocasión hablamos de anime para hacer referencia a una adaptación que se realizará próximamente de la vida y la obra de Karl Marx, una figura fundamental en la historia del pensamiento económico y social del ser humano, que con estudio, perseverancia e inteligencia sentó las bases para entender el sistema económico que llamamos capitalismo: sus orígenes, sus mecanismos, las razones de su existencia, etc., y con ello contribuyó enormemente a dar cuenta de las condiciones materiales que dan lugar a determinadas formas de vida. A Marx se debe, en buena medida, que podamos entender la vida así: como resultado de las circunstancias materiales que se encuentran dadas en la realidad o son obra del ser humano, pero en ningún caso están determinadas por entidades suprahumanas o divinas.

El trabajo que Marx emprendió para desarrollar estas ideas fue arduo y en muchos momentos le significó penuria. Para nadie es un secreto que a lo largo de su vida (al menos de su vida productiva) contó con el apoyo de su esposa, Jenny von Westphalen, hija de una acaudalada familia de la aristocracia prusiana, y de su amigo más cercano, Friedrich Engels, hijo de un importante empresario textil inglés. 

El trabajo intelectual no siempre es reconocido de la mejor manera, y las obras de artistas, filósofos y otro tipo de creadores se celebran una vez que sus autores han muerto y el público aprende por fin a apreciarlas. El caso de Marx no es la excepción: en vida tuvo que recurrir al “patrocinio” de Westphalen y de Engels para poder continuar con la labor de estudio e investigación que a la postre se revelaría decisiva para comprender la historia humana, y que ya en su época le valió serios diferendos con intelectuales como los anarquistas Bakunin y Proudhon, los jóvenes hegelianos y otros políticos y pensadores.

Estas y otras vicisitudes, decíamos, serán adaptadas en un anime auspiciado por el gobierno de China. La serie se realiza en el marco del 200º aniversario del nacimiento de Marx (celebrado este año), lleva por título El líder y será difundida en la plataforma bilibili.com (aunque todavía no se sabe la fecha de su estreno). Hasta el momento sólo se conoce un avance, que ya ha generado cierto interés.

A propósito, recordemos que El capital, la obra cumbre de Marx, tuvo una adaptación reciente en manga (el equivalente en historieta del anime), misma que fue publicada en español en 2013 por la editorial Herder, en una edición de dos tomos. Asimismo, el año pasado se estrenó la cinta El joven Marx, dirigida por Raoul Peck (2017), que se enfoca en la época anterior a la redacción del Manifiesto del Partido Comunista, cuando Marx abandonó la concepción “idealista” de la realidad y se dio cuenta de que ésta se explica sólo a través de sus condiciones materiales.

En cuanto a la adaptación china, es probable que no esté exenta de fines propagandísticos, pero sin duda vale la pena conocerla. 

 

También en Pijama Surf: ¿Quieres aprender a dibujar manga? Estos videotutoriales son una excelente opción

Te podría interesar:

'Blade Runner' será adaptada como serie de anime por el director de 'Cowboy Bebop'

Arte

Por: pijamasurf - 12/25/2018

Un proyecto ambicioso para ampliar el universo 'Blade Runner'

Esta noticia sin duda complacerá tanto a los amantes del anime como a los de la ciencia ficción, que si bien no necesariamente son los mismos, encontrarán una satisfacción común en la realización de este proyecto.

Se trata de la adaptación de Blade Runner como una serie de anime. Como sabemos, este mítico título tiene su origen en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, en la que el autor exploró el problema de la identidad humana (y la posibilidad de que una inteligencia artificial pudiera imitarla) bajo las claves de un universo futurista y distópico. La obra fue llevada al cine en 1982 por Ridley Scott, con resultados que de inicio fueron poco comprendidos pero que poco a poco, conforme pasaron los años, revelaron el gran trabajo cinematográfico que había realizado el director. Finalmente, el año pasado, se presentó una secuela: Blade Runner 2049, dirigida por Denis Villeneuve, que retoma la línea narrativa dejada por el clásico de los años 80.

En esa línea, ahora la estafeta ha sido otorgada a Shinichiro Watanabe, animador conocido en el mundo del anime sobre todo por la serie Cowboy Bebop (1997-1998), ampliamente celebrada por su capacidad para combinar los motivos de la estética western y noir con la animación japonesa. Por este trabajo, Watanabe parece un candidato más que idóneo para dar nuevos aires al universo de Blade Runner.

La adaptación será en este caso en un formato de serie cuyo título será Blade Runner—Black Lotus. Cronológicamente, contará hechos que ocurren en el año 2032, esto es, entre el cortometraje Black Out 2022 (que compartimos a continuación) y la cinta Blade Runner 2049.

Cabe mencionar que el cortometraje referido y otros dos conforman tres antecedentes dados a conocer recientemente a través de Internet, sin duda con el fin de conformar poco a poco una suerte de microuniverso en torno a Blade Runner y hacer de ésta una franquicia.

 

También en Pijama Surf: 19 películas de ciencia ficción para darte cuenta de que la realidad no es real