*

X

'López Obrador es un místico, un cruzado, un iluminado', según el presidente de la Cámara de Diputados

Política

Por: pijamasurf - 12/03/2018

Muñoz Ledo tuvo palabras un tanto desbordadas, luego de entregar la banda presidencial

Porfirio Muñoz Ledo, ahora presidente de la Cámara de Diputados, fue el encargado de entregar la banda presidencial a Andrés Manuel López Obrador, compañero de Morena y antes del PRI y del PRD (Muñoz Ledo pasó, sin embargo, también por el PAN, haciendo un tour completo de los partidos). Muñoz Ledo es conocido por su inteligencia y por su propensión a la lisonja. Recientemente hizo uso de la segunda, pero tal vez no de la primera. Después de entregar la banda presidencial, tuiteó:

Desde la más intensa cercanía confirmé ayer que Andrés Manuel ha tenido una transfiguración: se mostró con una convicción profunda, más allá del poder y la gloria. Se reveló como un personaje místico, un cruzado, un iluminado.

Y en un segundo tuit, un tanto paradójico:

La entrega que ofreció al pueblo de México es total. Se ha dicho que es un protestante disfrazado. Es un auténtico hijo laico de Dios y un servidor de la patria. Sigámoslo y cuidémoslo todos.

¿"Un hijo laico de Dios"? ¿Con esto está diciendo Muñoz Ledo que López Obrador es un hombre religioso, pero respetuoso del estado laico? Muñoz Ledo luego se retractó de su tuit, ya que le llovió duro la crítica. Él mismo, que tiene gran experiencia política y es un famosos orador retórico, será consciente de que tuvo algo así como un exceso místico, un lapsus locus. ¿O quizás simplemente quiso darle un guiño al presidente de que se percata de la dimensión mística de su papel, su cuarta transformación como una transfiguración de la nación? Todos saben que mezclar la religión con la política es peligroso, más allá de que se pueda agradecer una cierta visión épica, una dimensión arquetípica de la historia, un interés por la trascendencia y valores que no son meramente económicos y egoístas. 

Lo que resulta fascinante -y alguien podrá pensar, preocupante- es hasta qué punto el mismo López Obrador se ve a sí mismo de esa forma, como "un místico, un cruzado, un iluminado". Hay que decir que hasta el momento él mismo no ha mezclado su fe religiosa con la política, si bien ha dicho que es cristiano, "en el sentido amplio de la palabra", "del amor y la justicia". Valores que, de ser profesados de manera sincera y no demagógicamente, caerían bien en la silla presidencial. 

Sin duda, uno de los grandes retos -y quizá el hilo de donde pende su verdadero legado- es justamente no considerarse un iluminado, sino mantener la humildad y escuchar la crítica y el consejo de gente calificada y no sólo, a conveniencia, la voz del "pueblo". Si López Obrador se queda sólo en su trono -aunque sea un trono bajo, de calle- es muy probable que las cosas vayan mal. E incluso la "sacrosanta" voluntad del pueblo puede ir en contra del pueblo. Es en este sentido que su discurso de austeridad y "pobreza" se beneficiaría de transformarse en la llamada "pobreza espiritual". 

Te podría interesar:

¿Quién es Jair Bolsonaro, el nuevo presidente de Brasil de extrema derecha que tanto preocupa a la comunidad internacional?

Política

Por: pijamasurf - 12/03/2018

Bolsonaro será el próximo presidente de un país que se encuentra en un punto crítico en su historia

Brasil se encuentra en una de las peores crisis económicas y sociales en su historia, y hoy ha elegido a Jair Bolsonaro para sacar al país adelante, una decisión que genera alarma en la comunidad internacional, particularmente entre los medios y organizaciones que tienden a la izquierda.

Bolsonaro es un exmilitar que ha servido como legislador del estado de Río de Janeiro por varias décadas. Como legislador se ha opuesto a políticas de izquierda, al matrimonio gay, al aborto, a la legalización de las drogas y otras medidas. Se ha pronunciado a favor de acercarse más a la política de Estados Unidos e Israel. Según sus críticos, Bolsonaro obtuvo más del 55% de los votos y el triunfo para el Partido Social Liberal utilizando promesas populistas y reduccionismos simplistas.

Durante la campaña se ha registrado violencia y enorme polarización. No hace mucho, un activista antirracismo fue asesinado por un fanático seguidor de Bolsonaro. Mujeres, indígenas y miembros de la comunidad LGBT han sufrido violencia física o verbal de manera incremental, en un país multicutural que se ha polarizado. Pese a que Bolsonaro ha criticado a los afrodescendientes y ha dicho que sería incapaz de amar a un hijo homosexual e intentaría corregirlo con golpes, estas minorías votaron más por Bolsonaro que por su rival. De acuerdo con esta nota de Clarín, esto podría deberse a que están cansados de la violencia que sufren y ven en Bolsonaro a un persona decidida capaz de ejercer la fuerza necesaria para crear una sociedad más segura. (The Guardian ha compilado una serie de declaraciones polémicas que Bolsonaro ha hecho).

Bolsonaro ha alabado la dictadura militar del pasado y ha pedido una política de "mano dura", que incluye propuestas como reintroducir la pena de muerte, implementar la castración para violadores e inmunidad para policías que maten criminales. Por otro lado, pese a sus medidas populistas, Bolsonaro le ha dado confianza a la economía global al anunciar que Paulo Guedes -otro Chicago boy- será su principal asesor financiero, una señal de que la política económica neoliberal predominará y de que Brasil estaría abriéndose la inversión extranjera. Se espera que se desregule la economía y se privaticen los bienes estatales. Los mercados han reaccionado bien a Bolsonaro, no así la gente que se preocupa por los derechos civiles. Muchas personas hablan de Bolsonaro como el Trump brasileño y se habla, quizá precipitadamente, de "fascismo". Habrá que esperar.

Según algunos analistas, la elección de Bolsonaro tiene otra coincidencia con Trump: las fake news, pero vía WhatsApp, el servicio de mensajería que es inmensamente popular en Brasil, donde se han formado grupos patrullados por seguidores de Bolsonaro e influencers. Se le compara también con Trump por ser relativamente un "outsider" o alguien no ligado al poder político dominante, si bien él mismo es, obviamente, un político experimentado. Al igual que Trump, se ha encumbrado postulando ideas nacionalistas.

En todo caso, hay que tomar esto con un grano de sal, con alarma pero también considerando que esta es la información que produce la prensa internacional y la realidad sólo la sabrán los brasileños, y quizás ni ellos -pues, al parecer, hay una enorme circulación de noticias falsas y exageraciones en todos los sentidos-, al menos no hasta que Bolsonaro tome el poder. De cualquier manera, el triunfo de Bolsonaro ocurre a la par de una importante tendencia global a favor del nacionalismo y los gobiernos de derecha, y una pérdida de la ética política que valora la decencia y respeta la diferencia.