*

X

Niño de 8 años gana 22 millones de dólares al año como crítico de juguetes en canal de YouTube

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/04/2018

La máxima estrella de YouTube (al menos en relación a sus ingresos) es un niño de 8 años

El fenómeno de los "youtubers" está en su apogeo. Se trata de videobloggers, la mayoría de ellos jóvenes, que apelan en muchos casos a los niños y adolescentes, mostrando tips, tutoriales, comentarios sociales o compartiendo su vida. Más allá de que culturalmente el nivel de los "youtubers" pueda cuestionarse, es indudable que YouTube permite a muchas personas eliminar los "intermediarios" y generar una forma de vida independiente. A veces, a niveles estratosféricos. 

Tal es el caso de Ryan, un niño de 8 años que encabeza la lista de los usuarios con mayores ingresos en YouTube según un listado reciente dado a conocer por Forbes. Ryan tiene, junto con su familia, un canal llamado "Ryan ToysReview", en el que básicamente reseña diferentes juguetes. Este canal le significa 22 millones de dólares brutos al año, un incremento del 100%, con respecto a lo que ganó el año pasado, lo cual le permitió a Ryan escalar del octavo lugar al primero, de acuerdo con Forbes.

La historia de Ryan es una historia común entre youtubers, si bien llevada al extremo. Como muchos youtubers, Ryan empezó viendo videos de YouTube, cuando tenía 4 años, y diciendo que él quería hacer algo así: tener sus propios videos. Se ve tan fácil y divertido.

Un video de Ryan, el primero, en el que abre una caja con 100 juguetes de Pixar Cars, tiene ya 935 millones de views. Actualmente, el canal sólo hace reseñas de juguetes que salen al mercado y comida infantil. Ryan ya tiene un acuerdo con Walmart para vender su propia línea de juguetes. El niño de 8 años no es nada tímido: "Soy entretenido y divertido", dice. Un showman en ciernes, y también, un imperio multimillonario. Y aunque parece ser una historia de éxito y felicidad, en el fondo podría ser algo más bien triste.

Te podría interesar:

Así eran los calcetines de los egipcios (hechos para usarse con sandalias)

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/04/2018

El Antiguo Egipto fue una civilización notable en prácticamente todos los campos

Son muchos los enigmas que nos evoca la civilización del Antiguo Egipto: su religión, sus creencias esotéricas, la manera en que construyeron las pirámides, el culto que tributaban a sus faraones, y varios otros. Y quizá, en esa constelación de misterios, lo último en lo que pensamos es en su vida cotidiana, en las cosas que hacían esos seres humanos que en lo esencial no eran muy distintos a nosotros, que igualmente tenían que comer y dormir, trabajar, relacionarse con los demás, etcétera.

Sin embargo, es posible que aun en su cotidianidad los egipcios fueran una cultura excepcional. Además de haber estudiado y aprovechado las crecidas del río Nilo para fundar su civilización, de sentar las bases de la química a través de la alquimia (cuyos fundamentos se considera que nacieron entre los egipcios) o de aprovechar el papiro como material para escribir y guardar registro de lo sucedido, todo indica que en materia de vestimenta también poseyeron conocimientos admirables.

La imagen que acompaña esta nota es resultado de una nueva técnica de imagen desarrollada a instancias del Museo Británico. Grosso modo, el procedimiento consiste en analizar un objeto a través de “imaginería multiespectral”, a partir de la luminiscencia de sus diferentes tintes y la observación microscópica digital de sus fibras.

La doctora Joanne Dyer, responsable del proyecto, aseguró que esta es una técnica no invasiva, pues a diferencia de lo que se hace hasta ahora, no es necesario tomar muestras físicas del objeto en cuestión.

El calcetín analizado fue encontrado en la ciudad de Antinoópolis, fundada bajo el imperio de Adriano. Se considera que perteneció a un niño que vivió en el año 300 antes de nuestra era. Por esta y otras prendas similares se supone, además, que los egipcios fueron los primeros en usar el tejido para fabricar sus calcetines, dejando un espacio para el dedo pulgar y otro para los cuatro dedos restantes, de tal modo que pudieran usarlos con sandalias.

 

También en Pijama Surf: La iniciación de Platón y Pitágoras en los templos de Egipto