*

X

'True Hallucinations': el videojuego que te deja ser Terence McKenna en su expedición para obtener psicodélicos en el Amazonas

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/02/2018

El videojuego del legendario psiconauta Terence McKenna

En 1971, Terence McKenna y su hermano Dennis visitaron la Amazonía colombiana en busca de una forma de DMT oralmente activa. Los McKenna, quienes se convertirían en reconocidos etnobotánicos (y en el caso de Terence, en el máximo promotor de psicodélicos como el DMT y los hongos alucinógenos en la contracultura de los años 80 y 90 del siglo pasado), no lograron encontrar lo que había sido el objeto de su misión. En cambio, hallaron frescos pastizales donde crecían abundantes hongos Psilocybe cubensis, de los cuales consumieron "dosis heroicas". Y, como suele suceder en la magia caótica de la historia, fueron estos aliados del reino fungi los que propiciaron la madre de las experiencias psicodélicas del clan McKenna, una especie de descarga de información transdimensional, que pudo haber sido mera psicosis, un encuentro con inteligencias alienígenas, una revelación de la estructura fractal de la historia o hasta una materialización de la piedra filosofal o el llamado "objeto trascendental al final del tiempo".

Esta fabulosa experiencia juvenil daría forma a toda la vida de los McKenna y llevaría a Terence a escribir el libro True Hallucinations, donde reflexiona sobre la misma, así como también Imaginary Landscapes, donde esboza su teoría escatológica. Ahora, los aficionados a los videojuegos podrán revivir de manera lúdica el experimento de La Chorrera.

Este videojuego permite al usuario vivir el descenso de Terence McKenna y su grupo a los bosques lluviosos del Amazonas, recolectar hongos, cazar mariposas (Terence era un excelente lepidopterólogo), tirar el I Ching (las visiones psicodélicas de Terence le revelaron una estructura cosmotemporal similar a los hexagramas del I Ching) y, por supuesto, trippear.

El crew del experimento en La Chorrera

 

Aquí puedes descargar el juego 'True Hallucinations', haciendo una donación

Te podría interesar:

Retratos íntimos de cabras, chivos y corderos: la dramática belleza del mundo ovino

AlterCultura

Por: - 12/02/2018

Fotos hacen resaltar la "personalidad" de estos hermosos animales

No sólo los retratos íntimos -generalmente monocromáticos- de humanos o de naturaleza muerta son arte. Retratar cabras en situaciones dramáticas con fondos negros es también una manera de intimar con la belleza de la forma y la complejidad del espíritu que reluce en el momento de fotografiar los rostros de estos animales.

Esta serie de imágenes recuperada por el sitio PetaPixel muestran el trabajo de Kevin Horan, un fotógrafo con amplia experiencia que decidió hacer un estudio de diferentes animales ovinos: cabras, chivos, ovejas y algún carnero. Horan se inspiró para el proyecto al vivir en Whidbey Island, en el estado de Washington, en el noroeste de Estados Unidos. Aparentemente, muchos de sus vecinos tenían miembros del clan ungulado de rostros especialmente interesantes.

Horan mencionó que es llamativo que las cabras y los corderos 'parecen' tener personalidades tan fuertes. Su estudio es una reflexión sobre la misma naturaleza del retrato fotográfico, donde él mismo se pregunta si esa personalidad es solamente algo que imputamos a la imagen. Pero eso mismo sucede con los humanos pues, dice, "he hecho miles de retratos de humanos y me he preguntado lo mismo". ¿Hasta qué punto es la fotografía la que crea la impresión dramática de estas 'personalidades'?