*

X

Un cuento de hadas hecho realidad: fotógrafo capta raro reno blanco en la nieve

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/05/2018

Una feliz aparición en el norte de Noruega: un reno blanco muy amigable

Un fotógrafo noruego se encontró con un reno blanco mientras caminaba por la montaña en el norte de ese país escandinavo.

Mads Nordsveen compartió la imagen y ésta ha alcanzado decenas de miles de likes, ya que el fenómeno no sólo es muy raro sino que conjura un cierto deleite estético fantasmal, pues el reno se alcanza a mimetizar con el paisaje. Y uno sólo puede imaginar lo que es encontrarse en la nieve con un reno o un ciervo blanco (algo que ocurrió hace unos años en Suecia), que a la vez está asociado con todo tipo de leyendas mágicas en las que suele simbolizar la pureza. Incluso existen tradiciones en Escandinavia que consideran que ver un reno blanco es algo sumamente auspicioso. Casi como ver un unicornio. Y por supuesto, para aquellos que celebran el espíritu navideño, puede ser una grata sorpresa.

Nordsveen ha dicho que el reno se mostró bastante amigable y curioso; incluso parecía estar posando, y hubo un momento en el que ambos se miraron directo a los ojos.

El color blanco en estos animales no se debe a que sean albinos, sino a una rara mutación genética que elimina el pigmento de su piel. 

Te podría interesar:

Por primera vez se encuentran rastros de plástico en heces humanas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/05/2018

El microplástico alcanzó a nuestra especie

En el último año, las noticias sobre la contaminación ambiental debida al plástico son cada vez más alarmantes. Entre otras consecuencias, el uso desmedido de dicho material ha llevado a la contaminación de lugares en apariencia tan lejanos a esa realidad como los Alpes suizos o, más notablemente, los océanos, adonde va a parar la mayor parte de los desechos que produce el ser humano.

En particular, en la contaminación de los mares es posible comprobar una de las realidades más paradójicas de este hecho, pues cada vez es más evidente que aquello que vertemos al medio ambiente eventualmente regresa, ya que nosotros también formamos parte de este gran ecosistema que llamamos planeta Tierra y como tal, es imposible sustraerse a sus ciclos naturales.

Prueba de ello es un hallazgo que realizó recientemente un grupo de investigadores de la Universidad de Viena, quienes encontraron rastros de plásticos en materia fecal humana.

Como se dio a conocer en su momento, ya se habían encontrado partículas de plástico (o microplástico) en peces y, más recientemente, en agua embotellada para consumo humano. 

En la investigación dirigida por el doctor Philipp Schwabl se analizaron las heces de personas residentes en ocho países, a saber, Austria, Finlandia, Italia, Japón, Países Bajos, Polonia, Reino Unido y Rusia. En promedio, los científicos encontraron 20 micropartículas de plástico por cada 10g de la muestra analizada.

En la literatura científica se considera que una micropartícula de plástico puede ir de 1 micrón (la millonésima parte de 1 metro) hasta los 5 milímetros. Asimismo, en el marco de este estudio, los rastros de plástico hallados en dichas muestras provienen sobre todo de ropa elaborada con materiales sintéticos y de envases utilizados para empacar alimentos.

Si atendemos a estos resultados, todo parece indicar que el plástico finalmente alcanzó a nuestra especie. La pregunta quizá es cuánta evidencia se necesita agregar para, finalmente, actuar a favor de la vida.

 

También en Pijama Surf: Científicos australianos detectan que el plástico está haciendo que se encojan los penes