*

X

50 años de la legendaria actuación de The Beatles en una azotea de Londres

Arte

Por: pijamasurf - 02/03/2019

Un momento icónico en la historia del rock

Entre los momentos emblemáticos de la historia del rock, sin duda uno que quedó grabado en la memoria colectiva fue aquel en el que una de las bandas más importantes del género, The Beatles, ofreció una actuación sui generis nada menos que en una azotea de Londres.

Esa especie de “audición” espontánea ocurrió el 3 de enero de 1969 en el número 3 de la calle Savile Row, en el centro de Londres, donde se localizaba el edificio de Appel Records, la casa productora donde la banda grababa el álbum Let It Be. Por alguna razón el grupo consideró que la azotea del lugar era un buen sitio para realizar las interpretaciones de canciones como "Get Back”, "I've Got A Feeling" o "Don't Let Me Down" (uno de sus éxitos más conocidos), una decisión inusual, fiel a su espíritu disruptivo, que además le dio al momento cierto toque inolvidable.

Cabe mencionar que el suceso tuvo al menos dos circunstancias anecdóticas. La primera, que la policía londinense acudió al lugar para detener el performance en la azotea, pues el sonido provocado sobrepasaba los límites permitidos de ruido. La segunda, que al ocurrir esto, John Lennon se despidió del pequeño público que se había reunido en los edificios aledaños para escuchar a The Beatles con estas palabras: "Quisiera agradecerles en nombre de la agrupación y de nosotros mismos… espero que hayamos pasado la audición".

 

También en Pijama Surf: Este es el relato del primer viaje de LSD de John Lennon (VIDEO)

Te podría interesar:

Escultura de Ronald McDonald crucificado causa polémica en Israel

Arte

Por: pijamasurf - 02/03/2019

"McJesus", del artista finlandés Jani Leinonen, provocó un escándalo en Israel

Con cierta frecuencia, el arte todavía es capaz de sacudir la capa tersa de la normalidad. No ocurre a menudo, pero cada tanto surge un artista que es capaz de recordarnos la vocación irreverente de las actividades creativas, de las que justamente por esa cualidad se esperaría que fueran capaces de expresar de otras maneras los cuestionamientos que una sociedad necesita hacerse, las paradojas de la cultura, las contradicciones de la civilización y el statu quo, etcétera.

En esta ocasión ese fue el caso de la escultura McJesus, del artista finlandés Jani Leinonen, que como su nombre lo anticipa, muestra al personaje Ronald McDonald crucificado a la manera de Jesús, figura emblemática y central del cristianismo.

La pieza formaba parte de la exposición Sacred Goods (Bienes sagrados, con un juego de palabras en inglés entre Dioses, Gods, y Bienes, Goods, esto último en el sentido de pertenencias) que se presenta desde hace unos meses en el Museo de Arte de la ciudad de Haifa, en Israel.

Decimos que formaba parte porque justamente a raíz de diversas protestas que fueron escalando en su grado de violencia, el museo optó por retirar la escultura de sus salas. La semana pasada, una de estas manifestaciones tuvo como saldo la explosión de dos bombas molotov y tres policías heridos.

Si bien el McJesus de Leinonen ya había sido presentado en museos de Europa, fue sólo hasta esta exposición que comenzó a considerársele polémico. Según reportan diversos medios, en especial la comunidad cristiana en Israel se sintió agredida por la utilización de uno de los símbolos más sagrados de dicha religión (la cruz).

Leinonen es un artista conocido por obras que buscan criticar el sistema capitalista, el consumismo y otros excesos económicos propios de nuestro tiempo. Para ello se sirve de la modificación de logotipos, eslóganes comerciales, nombres de corporaciones, etc. En este caso, al saber de las reacciones que despertó su pieza, él también pidió al museo que fuera retirada para así mostrar solidaridad con la comunidad palestina.

 

También en Pijama Surf: Las instalaciones y performances más extraños del arte contemporáneo