*

X

Hombre anónimo dona noches de hotel para 70 personas sin hogar expuestas al frío del vórtice polar en Chicago

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/01/2019

Un buen samaritano

En pleno vórtice polar, con temperaturas que han llegado hasta los -30 en Chicago, un hombre mostró una notable compasión con los indigentes de esta ciudad.

70 personas que acampaban en las calles cerca del Dan Ryan Expressway se vieron en peligro luego de que los tanques de propano para calentarlos que les habían donado estallaron. Pero, por suerte, un donador anónimo decidió caritativamente ayudar a estas personas sin hogar y pagar que los 70 pasaran el resto de la semana en un hotel, evitando los extremos de la masa polar.

Todos los involucrados aceptaron la oferta de este "buen samaritano", salvo uno que entró a un centro del Ejército de Salvación. La medida fue celebrada por la prensa en Estados Unidos, de lo cual hacemos eco, pues se trata sin duda de una de las pocas noticias inspiradoras que circulan en los medios. Todavía hay esperanza para el ser humano.

Las bajas temperaturas en el oeste medio de Estados Unidos alcanzaron recientemente niveles históricos, y dejaron decenas de muertos asociados al frío. A la par, algunas personas se divirtieron arrojando agua hirviendo o midiendo la velocidad con la que objetos se congelaban.

Te podría interesar:

Sapos montan serpiente para escapar de una tormenta en Australia (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/01/2019

Captan a una pitón con un 'pasaje' de 10 sapos montados en Australia

Ride the highway west, baby
Ride the snake, ride the snake.

Jim Morrison, "The End"

Increíbles imágenes capturadas en Australia muestran a un grupo de sapos montando una serpiente durante una fuerte tormenta. En las imágenes subidas a la red por Paul Mock, del poblado de Kununurra, en el oeste de Australia, se ve a unos 10 sapos de caña (Rhinella marina) montados sobre una pitón de 3.5m que se mueve sinuosamente en el pasto.

Temiendo que la tormenta de 70mm de lluvia causara una inundación cerca de su propiedad, Mock salió en la noche y encontró a la pitón local Monty, que estaba también huyendo de la tormenta, pero con una banda de sapos que habían "pescado" un ride.

A Mock le pareció fascinante que la serpiente no se interesara en alimentarse de los sapos. Lo más extraño es que, tras analizar las imágenes, diversos biólogos sugieren que en realidad los sapos de caña se intentaban aparear con la serpiente, colgados de su piel viscosa, buscando la supervivencia en medio de los extremos de la naturaleza.