*

X

El tecno-pezón japonés que permite que papás sean los que amamanten a los bebés

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/28/2019

El indispensable aparato japonés para que los padres den de comer a sus bebés

El mundo actual parece creer que hay una solución para todo a través de la tecnología. Un ejemplo puede ser este aparato japonés que permite que los padres amamanten a sus hijos y compartan las labores de nutrición con las madres. 

El Father's Nursing Assistant es básicamente un tanque de leche portátil que semeja unos pechos, con un pezón de silicio que se calienta -a una temperatura corporal como la de los pechos de una madre- para suministrar leche a un bebé. Además vibra y, según los fabricantes, ayuda al bebé a quedarse dormido. Por supuesto, también envía datos al smartphone (y seguramente, a las compañías de Big Data). 

El aparato busca ir en contra de los problemas causados por la alta demanda que suponen los bebés para las madres, las cuales suelen dejar de dormir por alimentar al infante y en ocasiones llegan a padecer trastornos de sueño (aunque las mismas hormonas que producen les permiten no sufrir demasiado en términos de salud, como se ha visto por milenios). Y ciertamente, esto podría ser positivo en un espíritu igualitario: que el padre asuma parte de este rol. Sin embargo, como dicen algunos críticos, este aparato no deja de ser similar a una botella sofisticada, por lo cual ciertamente para el bebé la experiencia y la nutrición no será la misma. ¿Para qué invertir en esta máquina si se puede, en caso de que sea necesario, utilizar una fórmula? Así que, aunque puede ser una alternativa más o menos divertida, una especie de juego ocasional, quizá tenga numerosos problemas si se utiliza frecuentemente o sea un desperdicio para la economía familiar. Una nueva necesidad creada.

Te podría interesar:

Nada sutiles fotos de personas comiendo en su escritorio

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/28/2019

Un poco de inspiración para salir a comer y desconectarse un rato

La estética (o antiestética) de los almuerzos en el escritorio, ante la pantalla. Esto es lo que ha retratado el fotógrafo Brian Finke con su serie Desktop Dining. Finke tomó estas fotos para la revista del New York Times visitando 10 diferentes compañías en estados como California, New Jersey, Illinois y Nueva York.

Finke siguió un método poco sutil: simplemente dar vueltas por las oficinas y ubicar a un prospecto, clavarle un flash y capturar su imagen. Las fotos tienen esta cualidad de ser "en tu cara". Claro, algunas personas no aceptaron aparecer en la serie, pero otras entraron en el papel, según explica Finke a Wired. Estos son "epicúreos de escritorio".

Por otro lado, quizá estas imágenes cumplan una función social positiva, al inspirarnos a dejar de comer en el escritorio, pues así nos vemos, y quizá priorizar la estética, la armonía y la vida balanceada saliendo a caminar un poco y comiendo en un lugar menos atiborrado, y aun socializar y dejar el ansia de estar produciendo. Pero sobre todo, y esto es lo más importante, desconectarnos por unos minutos. Si es posible, incluso no ver el celular durante toda la comida. He ahí algo realmente provechoso.