*

X
Un incendio amenaza uno de los símbolos más emblemáticos de la cultura francesa

Este lunes 15 de abril, lunes de la llamada Semana Santa, la célebre catedral de Notre-Dame, en pleno corazón de París, comenzó a incendiarse, cerca de las 18:50, hora local. El siniestro tomó por sorpresa a las miles de personas que se encontraban en el lugar, el cual es uno de los monumentos más visitados de la capital francesa, con un promedio de 30 mil visitantes por día.

Hasta ahora se desconocen las causas del incidente, pero una de las hipótesis que se manejan en los medios ha hecho alusión a los trabajos de restauración que se realizan en el edificio desde hace algunos meses. Los equipos de rescate trabajan ya para controlar y apagar el incendio.

Las imágenes que comienzan a circular son impresionantes, no sólo por la magnitud del incendio (que sin duda parece amenazador), sino también por el simbolismo de la catedral, cuya arquitectura gótica contrasta enormemente con el poder destructor del fuego. 

La flèche (aguja) de Notre-Dame, hecha de roble y plomo, al momento de colapsar. Cabe mencionar que se trataba de una réplica diseñada y construida en el siglo XIX (imagen: AFP/Getty).

Video: BFMTV

Cabe destacar que el accidente ocurrió pocos minutos antes de que Emmanuel Macron, presidente de Francia, iba a dirigir un mensaje en respuesta a las manifestaciones de los "chalecos amarillos" que han tenido lugar en el país desde hace varios meses.

Los medios franceses, por otro lado, han hecho eco del testimonio de autoridades y ciudadanos que se encuentran preocupados y conmovidos por los daños que el incendio está causando en uno de los emblemas de su cultura nacional y cuya construcción duró de 1163 a 1345.

 

También en Pijama Surf: La arquitectura gótica: experiencia estética de lo sagrado

Te podría interesar:

Nada sutiles fotos de personas comiendo en su escritorio

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/15/2019

Un poco de inspiración para salir a comer y desconectarse un rato

La estética (o antiestética) de los almuerzos en el escritorio, ante la pantalla. Esto es lo que ha retratado el fotógrafo Brian Finke con su serie Desktop Dining. Finke tomó estas fotos para la revista del New York Times visitando 10 diferentes compañías en estados como California, New Jersey, Illinois y Nueva York.

Finke siguió un método poco sutil: simplemente dar vueltas por las oficinas y ubicar a un prospecto, clavarle un flash y capturar su imagen. Las fotos tienen esta cualidad de ser "en tu cara". Claro, algunas personas no aceptaron aparecer en la serie, pero otras entraron en el papel, según explica Finke a Wired. Estos son "epicúreos de escritorio".

Por otro lado, quizá estas imágenes cumplan una función social positiva, al inspirarnos a dejar de comer en el escritorio, pues así nos vemos, y quizá priorizar la estética, la armonía y la vida balanceada saliendo a caminar un poco y comiendo en un lugar menos atiborrado, y aun socializar y dejar el ansia de estar produciendo. Pero sobre todo, y esto es lo más importante, desconectarnos por unos minutos. Si es posible, incluso no ver el celular durante toda la comida. He ahí algo realmente provechoso.