*

X

Un testimonio desgarrador de la crisis por la que atraviesa el planeta (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/09/2019

La serie documental 'Nuestro planeta', difundida por Netflix, recoge esta escena estremecedora de la crisis por la que atraviesan otras especies por causa de la actividad humana en la Tierra

En los últimos meses se han dado a conocer signos cada vez más alarmantes de la realidad de la crisis ecológica que enfrenta el planeta como resultado de las actividades del ser humano, específicamente su modo de vida basado en la industrialización. Hace poco, por ejemplo, compartimos la nota de una manada de osos polares empujados a una zona urbana de Rusia debido a la ausencia de alimento en su hábitat natural, o el caso de una ballena que murió en una playa de Filipinas con 40kg de plástico en su estómago.

En esta ocasión, la imagen que compartimos proviene de la serie documental Nuestro planeta (Our Planet, Alastair Fothergill, 2019), difundida recientemente por Netflix. En esta serie, en cierto momento se muestra el destino de un grupo de morsas en una región entre Alaska y Rusia, donde han tenido desde siempre su hábitat natural.

En diversas escenas se ve cómo las morsas escalan con dificultad un acantilado para mantenerse en su cima, igualmente con complicaciones, pues sus cuerpos no parecen hechos para caminar y ascender por una superficie pedregosa como aquella donde se encuentran. De hecho, el desafío es tal que cada tanto uno de los animales pierde el piso y cae estrepitosamente, de una altura que a la distancia se sospecha considerable. El resultado son decenas de morsas muertas o heridas fatalmente yaciendo al pie del risco.

Quizá el comportamiento de las morsas nos parezca absurdo, sobre todo cuando se observa que nada a su alrededor las amenaza. Ningún depredador se encuentra al acecho y no parece haber una razón real para emprender la escalada. ¿Entonces?

La respuesta es sencilla. En condiciones normales, las morsas no estarían batallando contra un suelo de tierra sólida, sino que estarían descansando sobre un bloque de hielo macizo. Pero de un tiempo para acá, en esta época del año ya no hay hielo en esa zona del planeta.

Más aún, según algunas estimaciones, si el ser humano no hace nada por cambiar el impacto de sus actividades en el equilibrio general de la Tierra, para 2040 los casquetes polares perderán todo su hielo durante el verano.

¿Qué pasará entonces con todas las formas de vida que hasta ahora se han desarrollado bajo ciertas condiciones? ¿El ser humano tiene el derecho de alterar de esa manera la existencia de otras especies?

 

También en Pijama Surf: Esta gráfica muestra las decisiones personales que realmente combaten el cambio climático

Te podría interesar:

¿Por qué pagaron casi 1.5 millones de dólares por la paloma Armando?

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/09/2019

Armando se convierte en uno de los animales más caros de la historia, sólo superado por perros y caballos

El mundo de las subastas puede ser realmente estrafalario y sorprendente, pero aunque llega a sorprender el precio en el que se venden ciertas obras de arte (lo cual generalmente responde a especulaciones del mercado), nunca se había visto algo como lo que ocurrió hace unos días: la venta de una paloma de larga distancia en mil 420 millones de dólares.

Generalmente, una paloma de carreras se llega a vender en 3 mil dólares, pero en nuestra época ya hay mercados para todo y la paloma Armando, aparentemente dueña de su rubro de competencia como ninguna otra paloma en la historia reciente, protagonizó una airada disputa encabezada por dos compradores de China que elevaron el precio de 600 mil dólares hasta casi 1.5 millones.

Armando ha ganado las últimas tres carreras que disputó, según informa la BBC: el Campeonato de Palomas Ace en 2018, la Olimpiada de Palomas en 2019 y la clásica del Festival de Angulema en Francia. Pero, notablemente, a sus 5 años de edad Armando está por retirarse y ya no competirá, así que la razón de su compra se debe a su genética. Esta superpaloma aparentemente podría proveer a su comprador de un linaje hegemónico en el sector de las carreras de paloma. Armando podría vivir hasta los 20 años y podría tener crías por lo menos hasta los 10. Entonces, se tratará seguramente de una paloma semental.

De cualquier manera el precio llamará la atención de algunos, aunque seguramente no le habría parecido demasiado caro a Nikola Tesla, el genial científico serbio que profesó un amor a las palomas por encima de cualquier otro ser terrestre. Y es que, a fin de cuentas, la paloma es el animal en el que viaja el espíritu.